Martes, Hulyo 21, 2015

"Monstruos en el Oeste" (Curtis Garland, edición de Alberto López Aroca, 2015)

Igual que sucede con el ensayo hermano de éste, de casi idéntico formato, la última obra traída al mundo por Alberto López Aroca es un mamotreto de pulp absolutamente hermoso, confeccionado con un cuidado y un cariño apabullantes. Alberto andaba detrás de la idea, y empezó a lanzarla en preventa para algunos ansiosos aficionados a los bolsilibros. Y antes de darnos cuenta, lo teníamos en casa a precio reducido, y ya es una realidad al alcance de cualquiera. Las más de 600 páginas de "Monstruos en el Oeste", envueltas en la preciosa portada de Sergio Bleda, se abren con un ensayo impecable de Andrés Peláez Paz, sobre todo lo relacionado con el weird western internacional, desde los primeros seriales bizarros o los relatos de Lovecraft, pasando por las pocas películas del asunto hasta las novelas de Curtis Garland que nos ocupan. Porque el resto del libro reproduce nada más y nada menos que 7 novelas completas del Maestro Juan Gallardo Muñoz (alias Curtis Garland, alias Donald Curtis, alias Kent Davis). 7 bolsilibros, novelas de a duro de vaqueros de las se vendían en los kioskos españoles en décadas pretéritas. Garland es un icono para muchos de nosotros, los aficionados a esta literatura popular (en este blog le he mencionado un montón de veces), y algunos de los westerns paranormales aquí recopilados son absolutamente inencontrables (aunque yo ya tengo leída una...), y no serían jamás reeditadas y caerían en el olvido, de no ser por gente valiente y apasionada como López Aroca. El tomo es precioso, la edición no podría ser más cuidada, bonita y explicativa, y contiene lectura para muchas noches polvorientas. De todas las iniciativas que están consiguiendo volver a poner en circulación, con permiso de sus herederos, las fantásticas novelas de Garland (yo tengo "La tumba del vampiro" y los 4 tomos de novela policíaca de Akal, pero hay más), "Monstruos en el Oeste" es el más cuidado, el más original y el que se centra en el rincón literario más curioso y extraño del autor. Una maravilla.

Walang komento:

Mag-post ng isang Komento