domingo, 31 de enero de 2016

Cambio de horario esta semana


Aviso: la semana que viene no habrá REUNIÓN DE MAJORETTES en su horario habitual de los lunes por la noche, sino que cambiamos de horario, solo la semana que viene, para emitir en directo el miércoles 3 de febrero a las 15:30.

lunes, 25 de enero de 2016

PODCAST - Episodio 14: Bichos


Nueva emisión de REUNIÓN DE MAJORETTES, desde la unidad móvil de Radio Arrebato en mitad del campo, rodeado de bichos. Escarabajos, pulgas, bichos lunares, mariposas, moscas, mosquitos y el vuelo de varios moscardones me sirvieron de excusa esta vez para repasar algunos singles ignotos de garage de los sesenta, canciones de campamento scout transformadas en rock, un poco de country, swing, jitterbug, boleros de la era espacial, imitadores rabiosos de los Beatles, indie español y hasta un guilty pleasure en forma de cantautor argentino, que forman un puzzle extraño, ecléctico y entretenido, que espero que alguno más que yo le encuentre sentido.

Pulsa sobre el desfile de majorettes-hormiga para acceder al PODCAST:

Pulsa aquí y la magia se hará

Y a continuación, os copio la LISTA DE CANCIONES que sonaron:

01. Bobby McFerrin & Yo-Yo Ma – The flight of the bumblebee ["Hush", 1992 (Rimski-Kórsakov)]
02. Sonny Bloch's Elephants – Beetle squash ['Beetle Squash / Leapin' Lizards' 7’’, 1964]
03. Gene The Hat – (Pass) The bug ["Bug out!", vvaa, 1991]
04. The Strata Cats – The flea ['The Flea / Commando', 7’’, 196?]
05. Red Hot Chili Peppers – Flea fly (First demo) ["Out in L.A.", 1994]
06. Delsu & The Smarts – The Moon bug ['The moon bug' 7’’, 1969]
07. Les Swingle Singers – The flight of the bumblebee ["Swing the classics", 1980 (Rimski-Kórsakov)]
08. The Exterminators - The beetle-bomb ['The beetle-bomb / Stomp ‘em out', 1963]
09. The Buggs – Buggs vs beatle ["The beetle beat: The original Liverpool sound", 1964]
10. Annie & The Orphans – My girl's been bitten by the Beatle bug ["Flabby Road", 1998]
11. Rocky Sharpe & The Replays – Love bug ["Rock it to Mars", 1980 (The Clovers)]
12. Big Bad Voodoo Daddy – The call of the jitterbug ["How big can you get? The music of Cab Calloway", 2009]
13. Southern Culture On The Skids – The fly that rode from Buffalo ["Dith diggin’", 1994]
14. Harry Breuer – Bumble bee bolero ["Incredibly strange music, vol. 2", 1995 (Rimski-Kórsakov)]
15. The Doors – (No me moleste) Mosquito ["Full circle", 1973]
16. Los Brincos – Butterfly ["Mundo, demonio y carne", 1970]
17. El Niño Gusano – Capitán Mosca ["Circo luso", 1995]
18. Fito Páez – Mariposa tecknicolor ["Euforia", 1996]


Únete a ϱδμ en

domingo, 24 de enero de 2016

REUNIÓN DE MAJORETTES: Episodio 14 - Bichos


Huyendo una vez más de la gran ciudad y sus ruidos, me he ido al campo solo para darme cuenta de que está todo lleno de bichos. Picaduras, molestos zumbidos constantes en la oreja, hormigas reptando por las extremidades y por dentro de la ropa interior...


Los bichos, así en general, han influido en la historia de la música mucho más de lo que podemos pensar a primera vista. Desde El vuelo del moscardón de Rimski-Kórsakov hasta la Beatlemanía y los miles de imitadores que querían pisotear a los Escarabajos de Liverpool, montones de grupos y solistas se han inspirado en moscas, mosquitos, abejas, mariposas, cucarachas, gusanos o arañas en sus composiciones. En este primer acercamiento, nos centraremos exclusivamente en canciones sobre bichos voladores (cosas mías...).


Como siempre, procuraré poner música muy variadita, y debido a la temática creo que será especialmente divertido, con canciones llenas de efectos, sonidos o juegos de palabras. Habrá bastante rock n' roll y garage-novelty de los 60s, pero pronto nos adentraremos en otros géneros, como el rockabilly, el swing, el western-swing, el jitterbug, el country, el jazz, la música a capella, el bolero de la era espacial o el indie español de los 90s.


Bailaremos como pulgas, silbaremos como mosquitos, patalearemos como ciempieses, sentiremos mariposas en el estómago y disfrutaremos como solo podría hacerlo un entomólogo encerrado en su laboratorio durante meses con un transistor.


Este lunes 25 de enero, a las 20.30 en Radio Arrebato, y mañana el podcast.

martes, 19 de enero de 2016

PODCAST - Episodio 13: Zappa


Ante la imposibilidad de resumir en una hora de música y comentarios 4 décadas de la compleja, ecléctica y prolífica obra del inabarcable Frank Zappa, en este especial dentro de la Semana Zappa de Radio Arrebato mi aportación ha consistido en tratar de explicar mi relación con este Genio, y narrar algún anecdotario de sus primeros años como Compositor Moderno. Tomando a Zappa como tema, sonaron algunas de sus primerísimas piezas como baterista, composiciones para bandas sonoras, experimentos de outsider novelty music para la impresionable audiencia televisiva de los años 60s, y unos cuantos temas en solitario o con la primera formación de los Mothers Of Invention. Pero también quise ampliar horizontes con alguna de sus influencias y los cientos de músicos que orbitaban en la órbita del Planeta Zappa, desde Captain Beefheart a Wild Man Fischer pasando por los Sonics o los Turtles. Una introducción diferente, apasionada y siempre insuficiente.

Pulsa sobre las groupettes para acceder al POSCAST:

http://www.ivoox.com/1x13-zappa-audios-mp3_rf_10121772_1.html

Estas fueron las CANCIONES que dio tiempo a que atravesaran las ondas:



01. Igor Stravinsky – Rite of Spring (Extract) [“Le Sacre du Printemps”, 1913]
02. Don Van Vliet, Frank Zappa – Charva ["The lost episodes", 1996]
03. Frank Zappa – Run home slow main title theme ["The lost episodes", 1996]
04. Burt Ward – Boy Wonder, I love you ['Boy Wonder, I love you' 7'', 1966]
05. Mr. Clean – Mr. Clean [EP “Cucamonga (Frank’s wild years)”, 1963-1998]
06. Frank Zappa – Bicycle TV debut [Live The Steve Allen Show, 1963]
07. Frank Zappa & The Mothers Of Invention – Trouble every day ["Freak out!", 1966]
08. Frank Zappa & The Mothers Of Invention – Plastic people ["Absolutely free", 1967]
09. Frank Zappa & The Mothers Of Invention - Let's make the water turn black ["We're only in it for the money", 1968]
10. The Sonics – Anyway the wind blows, pt 1 ["The Jerden years", 2002]
11. Frank Zappa – Peaches en Regalia ["Hot rats", 1969]
12. Frank Zappa & The Mothers Of Invention – WPLJ ["Burnt weeney sandwich", 1970 (The Four Deuces)]
13. Wild Man Fischer – Merry-go-round ['The Circle / Merry-Go-Round' 7'', 1968]
14. The Turtles – Happy together ["Happy together", 1967]
15. Frank Zappa & The Mothers Of Invention – Be in my video ["Them or us", 1984]


Únete a ϱδμ en

domingo, 17 de enero de 2016

REUNIÓN DE MAJORETTES: Episodio 13 - Zappa


Como ya anuncié debidamente aquí el otro día, esta semana del 18 al 22 de enero de 2016 algunos programas de Radio Arrebato hemos decidido rendir homenaje, sin venir a cuento, a la inconmensurable figura de Frank Zappa. Y en REUNIÓN DE MAJORETTES cojo el toro por los cuernos, y nos sumergiremos en una hora de música centrada en el gigantesco legado del Genio de Baltimore, rascando tan solo la superficie.


"Frank Zappa es la única persona en el mundo a la que verdaderamente admiro", escribía yo en un sitio hace más de 10 años, en un artículo introductorio y hagiográfico sobre el Maestro. Pensar en Frank Zappa, más allá de su música, me sugiere un universo de honradez, de coherencia, de enseñanza y de leyenda. Y me resulta totalmente imposible, e innecesario, hacer un "grandes éxitos" y explicar toda esta catarata de ideas en una hora, en directo en la radio.


Por eso, he decidido hacer una selección diferente. Sonará Frank Zappa, claro, tanto en solitario como con los Mothers Of Invention; sonará alguna pieza estrambótica de su etapa de experimentación en solitario con synclavier, y también algunas de esas obras maestras de rock sinfónico para 20 músicos virtuosos, dirigidos por FZ batuta en mano de espaldas a la audiencia. E incluso algún corte que muestra su esplendor como uno de los mejores guitarristas de rock de todos los tiempos. Pero también tengo intención de repasar sus aportaciones menos digeribles: un jovencísimo FZ tocando el bicicletófono en la tele; FZ produciendo bandas de surf vocal a finales de los 50s; mendigos esquizofrénicos o groupies con furor uterino llevados por FZ a grabar a un estudio para la posteridad; los grandes compositores salvajes de comienzos del XX, de esos que se resiten a morir, y su influencia en FZ; el primer disco de un FZ barroco del siglo XVIII, doscientos años tarde...


Intentaré ceñirme al guión escrito fríamente, y no andarme por las ramas y terminar poniendo un concierto entero en el Roxy, o un recital de Zappa recluido en silla de ruedas mientras todo arde a su alrededor y un puñado de prostitutas danzan emergiendo de entre las llamas volando a bordo de un sofá que acaba siendo devorado por un tiburón amarillo que habla en alemán, para contar algunas de las curiosidades que más me hicieron admirar a Zappa. Y sobre todo, claro, dejaré que su música hable por él; porque Zappa sigue siendo un gran desconocido, y muchos piensan que su música es aburrido AOR y virtuosos punteos eternos: cuando la realidad es que en Zappa está toda la música posible, y su figura sobrevuela transversalmente todos los fenómenos musicales que importan, cuando no se cisca en los que parece que más importan pero en realidad sobraban.


Este lunes 18 de enero, a partir de las 20.30 en Radio Arrebato, yo votaré por Frank Zappa.

viernes, 15 de enero de 2016

Bananas Magazine / PORK Magazine / Unvelievably Bad


Quiero hacer acuse y recomendar 3 revistas de música guiris relativamente nuevas, a las que me he aficionado en los últimos meses, que me llena de emoción cada vez que sale una nueva, con ese mismo gusanillo en el estómago de cuando uno se acercaba al kiosko, y que me están facilitando acceso a un montón de nuevas bandas y artefactos culturales diversos. La literatura underground sigue viva, en pleno 2016, y la peña se está volviendo al papel, como bien es sabido. Y además de poder conseguirse en papel si uno vive en Nueva York, en Portland o en Australia, respectivamente (bueno, y también en Madrid, que a veces llegan a los bares de Malasaña), las tres tienen su propia casilla en Issuu y las estoy coleccionando con mucho mimo desde hace tiempo.

Bananas Magazine es un precioso panfleto, sucio y purulento, que se puede encontrar gratuitamente en algunos bares de rock y tiendas de discos o de ropa del barrio (Coco Bar, Weirdo, Chopper Monster...) dos veces al año, aunque originalmente se distribuye en Brooklyn. En blanco y negro sobre papel malo, de diseño absolutamente amateur y que apesta a fanzine de los de hace varias décadas (mezcla de ilustraciones con fotos recortadas, dibujos cutres, anuncios de tiendas locales, tipografía pequeñita y apretada imitando la máquina de escribir). De estética y alma punk, se centra en un puñado de entrevistas a bandas de la escena garage-punk contemporánea de todo el mundo, de las que no salen en las revistas grandes ni apenas tienen visitas en su Bandcamp. Casi solo contiene entrevistas a bandas y sellos (también algún artículo puntual sobre una escena concreta) ilustrada a mano (Christopher Lopez-Huici y Brandon Pierce Peck hacen todos los logos, monos y plátanos), y una sección de reseñas de discos, singles y libros al final. Llevan 10 números publicados, y la versión digital está aquí.

Desde Portland, Oregon, con preciosa portada a color y formato tabloide, PORK Magazine está especializado en la escena del weirdo art; es decir, el movimiento artístico y musical inspirado y deudor del comix underground de los 70s, aquellos dibujos churretosos de Robert Crumb, Basil Wolverton, el primer Mad Magazine, Weirdo, Zap! Comix, el arte de Ed Roth y la cultura hot rod, etc. Una subcultura interesantísima, que hoy en día ocupa museos además de fanzines gratuitos para pillar en los conciertos. En mis manos cayeron algunos ejemplares gracias a los responsables del fanzine barcelonés Rattenkönig, y desde entonces lo sigo con pasión. Además de las reseñas y entrevistas a grupos de música, en este caso también contiene secciones ("My Amerika", una columna de mala baba; "Street & sweet", la página del editor, que tanto recuerda al "Planeta enfermo" que salía en El Víbora; "Unbelievale!!!", un hermoso noticiero forteano; el retro-diario cultural "ArchaeoPop"...) cómics, pósters, pin-ups y contenidos relacionados con el wrestling, arte urbano, moda, hamburguesas, chucherías, conspiraciones, tebeos, chorradas, cine, motor, pasatiempos, etc. Debería salir en breve el número 16, y la versión digital está aquí.

Finalmente, hace unos meses descubrí Unvelivably Bad, otra revista de "tendencias" de espíritu fanzinero, retro y punkarra que vive y respira en pleno 2016. En este caso, se hace desde Nueva Gales del Sur, Australia, y que en este caso sí se vende, tiene apoyo digital detrás y yo no la he visto aquí en sus antípodas. Especializada en punk, garage, metal, cine gore y splatter, freaks, cómic chatarra y cultura basura, se caracteriza por sus portadas siempre absolutamente diferentes, su sección dedicada a una entrevista interminable por entregas al legendario Hershell Gordon-Lewis y por ser algo así como el vehículo de expresión actual de la escena garagera aussie y neozelandesa. Hasta ahora han salido 10 números, y la versión digital está aquí.

Dramáticas Aventuras Trimestrales Ilustradas nº 8


Ya está a la venta desde hace algunas semanas la última entrega del fanzine Dramáticas Aventuras Trimestrales Ilustradas en el que colaboro, un engendro único en su especie que narra, en forma de fotonovela, las aventuras de El Ligre, Tequila Vásquez, el Comisario Mono, el Profesor Mendoza, la Hija de Hitler y un montón de personajes más, ya sean superhéroes, luchadores enmascarados, extraterrestres bizarros o políticos extremos y rancios de dudoso jaez. Con éste, ya son 11, once nada menos, las entregas del fanzine que llevamos publicadas, si contamos los 3 especiales (1, 2 y 3). Y con el número anterior se iniciaba un nuevo arco argumental, centrado en una invasión anacrónica de dinosaurios en la Gran Vía madrileña. Como siempre, la fotonovela se complementa con artículos, relatos, fichas de personajes, cómics y hasta un libro infantil ilustrado por entregas, y poco a poco el universo DATI se va expandiendo, con nuevas incorporaciones como Paqui Hearst, Dos Máscaras, el kaiju La Bicha o el mecha nacionalcatólico Plus Ultra, y los fans de este fanzine estáis asistiendo al crecimiento de un auténtico mito cohesionado, autorreferencial y complejo repleto de personajes, sagas y acontecimientos comparable a los orígenes de Marvel Comics o de los Moomin.
REUNIÓN DE MAJORETTES

jueves, 14 de enero de 2016

Zappa Week en Radio Arrebato

La semana que viene, REUNIÓN DE MAJORETTES se une a la celebración de la SEMANA ZAPPA en muchos programas de la emisora.

Inferno


Inferno es la saga que más me marcó durante mi adolescencia de Marvel Zombie, y llegado a este punto de la lectura cronológica de Spider-Man me ha tocado revisarla. El grueso de la historia, en todas las colecciones de mutantes, me produce ahora el mismo placer que en su día. En algún sitio leí que está considerada como una saga menor, incluso olvidable de Marvel, y sin embargo es el tipo de cosas que me reforzaron como fan, y constato que sigue siendo una idea brillante, llena de imágenes poderosas y artistas en su cénit. Marc Silvestri estaba aquí en uno de los momentos más asombrosos de su carrera, a la altura de su trabajo con Hama en Lobezno. Un regocijo similar al de entonces encuentro también con los increíbles lápices de aquellos modernistas, caricaturescos y de línea clara Jon Bogdanove o Brett Blevins (a quien siempre confundí con Bret Ewins, el recientemente fallecido artista de 2000ad). Y es ahora cuando descubro el poderosísimo trabajo de Walter Simonson, que en su día me parecía mediocre y es un narrador increíble. Respecto a Alan Davis, nunca he tenido palabras.


Inferno es Nueva York repleto de duendes diabólicos de orejas puntiagudas haciendo gamberradas a los viandantes. Buzones que devoran a los carteros y gárgolas de piedra voladoras. Utilitarios con dientes de sierra. Madelyne Pryor con esos harapos que quitan el hipo. El temor constante por el regreso de Fénix Oscura. El poder de las pelirrojas en general, en el Universo Marvel. Los X-Terminadores y Power Pack uniendo fuerzas contra Nanny y Creahuérfanos: un huevo ambulante y un niño con una armadura de G.I. Joe adulto; superhéroes de mi edad (de entonces), tullidos, lloricas, temerosos de sus padres, salvando el mundo. Es Ylliana Rasputín, otra niña de mi edad, abandonando para siempre la niñez al crecerle las tetas, patas de cabra y cuernos como barras de pan de pueblo. El Duende Verde pactando con el Diablo en primetime. Un Nueva York subterráneo, ardiente, incomprensible, definitivamente anterior a Giuliani. Un agujero al infierno de ida y vuelta que daba mal rollo, de un humor negro que de niño no me hacía gracia. La saga Inferno, ante la impotencia de los héroes, con esos bichos que no sé por qué cojones se reían tanto y esos terroríficos N'astirh y Mr. Siniestro que aparecían y desaparecían sin avisar, formó parte de mis pesadillas en la misma medida que los perros de "Cazafantasmas" o los nazgul de "El Hobbit" de Bashki, que se suponía que no deberían haberme dado tanto miedo.

martes, 12 de enero de 2016

PODCAST - Episodio 12: Robots, parte 1 (con Scari Wó)


Anoche estrenamos el nuevo año radiofónico a dos manos, al llevar improvisadamente a la emisora a Juanfer "Scari Wó" para que pusiera unas cuantas canciones sobre un tema maravilloso: los ROBOTS. Concretamente, canciones en español sobre robots. Androides, cyborgs, autómatas autosuficientes, niños de plexiglás, espíritus de nazis homosexuales fallecidos transplantados en cuerpos de metal, y otras historias futuristas que nos explican que vamos a morir todos el día que las máquinas tomen conciencia de su propia existencia y se rebelen contra los humanos.

Pulsa sobre los robots majorettes para acceder al PODCAST:

http://www.ivoox.com/1x12-robots-con-scari-wo-audios-mp3_rf_10045571_1.html

Esta es la lista de todo lo que sonó: 

01. Petersellers – Mazinger Z [“Vayamos por partes”, 1993 (Black Sabbath)]
02. Louis & Bebe Barron – Flurry of dust. A robot approaches [OST “Forbidden planet”, 1956]
03. Aviador Dro – La chica de plexiglas [“El calentito”, 1999]
04. Los Petamegas – Aparejos sincrónicos [“Macedonia”, 2008]
05. Aviador Dro – Nuclear, sí (Por supuesto) [“Vano temporal”, 1999]
06. Los Petamegas – El Viajero [“Macedonia”, 2008]
07. Alaska, Loquillo Y Los Electroduendes – Soy un Electroduende [“Nosotros somos los Electroduendes”, 2003]
08. Mocedades – El niño robot [“Cosas de niños”, vvaa, 1980]
09. Los Petamegas – Discusiones aparentes (ayer llovió) [“Macedonia”, 2008]
10. Fangoria – Un robot no cree en Dios [“Cuatricomía”, 2013]
11. Joe Crepúsculo – Batalla de robots [“Baile de magos”, 2013]
12. Hidrogenesse – Christopher [“Un dígito binario dudoso. Recital para Alan Turing”, 2012] 
13. David Bowie & Tin Machine – Tin Machine [“Tin Machine”, 1989]
14. La Monja Enana – Me enamoré de un robot [“Un cadáver que abre un ojo”, 2002]
15. Ningoonies – Asimov [“El tiempo en mis manos”, 2010]
16. Wicked Wanda – Ese robot gigante me recuerda mucho a ti [“Aquí manda Wicked Wanda”, 2009]
17. No Me Pises Que Llevo Chanclas – El robot [“He visto un OVNI”, 2015]


Únete a ϱδμ en

lunes, 11 de enero de 2016

REUNIÓN DE MAJORETTES: Episodio 12 - Robots, parte 1 (con Scari Wó)


Esta noche vuelve REUNIÓN DE MAJORETTES después del descanso navideño. Para el primer programa de 2016, con tanta siesta en la hamaca y cócteles en la playa propios de estas fechas, no tenía nada preparado, pero por suerte, nada más salir de casa hacia la emisora me he encontrado con Juanfer alias "Scari Wó", mi vecino de abajo, que llevaba una camiseta de Mazinger-Z, y le pedí que si se venía conmigo a poner canciones al arradio.


Resulta que mi vecino es músico, y tiene (no) publicado un disco de doo-rags, obra de su dúo Los Petamegas, y además pincha de vez en cuando, también en formato de dúo, como The Spanish Bombs. Es también editor del fantástico fanzine Dramáticas Aventuras Trimestrales Ilustradas, un compendio de saber repleto de cómics, artículos, relatos y fotonovelas en torno a las aventuras de un luchador mexicano enmascarado en su afán por salvar el mundo de invasiones alienígenas, monstruos antediluvianos o robots asesinos.


La particularidad del programa de hoy es que estará dedicado exclusivamente a canciones en español sobre robots. Androides enamorados, máquinas cantantes, niños metálicos, robocitos artistas, cyborgs armados hasta las antenas y demás amenazas para la Humanidad.


Esta noche a las 20:30 en Radio Arrebato, canciones a dos manos de las últimas décadas en castellano, con la vista puesta en un futuro aterrador.

viernes, 8 de enero de 2016

¡El misterio del MOE SKINHEAD, revelado!


Hace un rato, un mensaje en Twitter de un usuario al que no sigo (al ser retuiteado por una bizarra cuenta de fans que sí sigo), me ha puesto sobre la pista de otra simpática curiosidad relacionada con el diseño y el propio origen conceptual de los personajes originales de la serie; uno de esos pequeños detalles poco (o nada) conocidos que me encantan y me dan pie a hurgar un poco en la cultura pop norteamericana; una historia deliciosa, que podría abrir una brecha inexplorada: ¿era Moe Szyslak originalmente calvo? Unos pocos, breves, atropellados e innecesarios apuntes especulativos para un nuevo estudio de Arqueología Razonable sobre la materia.

El citado mensaje en Twitter era el siguiente:

 
"He tardado 25 años, pero por fin he localizado al malo del bar de Moe en Simpsons Arcade en un episodio real (de la temporada 2)"

El famoso videojuego de los Simpson, el original, el bueno, fue lanzado en 1991. Entiendo que llevó algún tiempo de realización, y es por eso que algunos detalles erróneos de los primeros episodios de la televisión, que después se corrigieron a lo largo de la primera o segunda temporada, permanecieron en el arcade. El caso más obvio es el color de piel de Smithers, que en su primera aparición era claramente marrón, y así permaneció en la primera versión del juego para PC; y ya divagué aquí en otro momento sobre cómo el videojuego revelaba el gran secreto (no confirmado oficialmente) sobre cómo Marge Simpson oculta las orejas de Sheba bajo su peinado...


De alguna manera, es como si los desarrolladores del videojuego trabajasen en un limbo al margen de los de la serie, teniendo acceso solo a información limitada, o solo el diseño de personajes de los primeros episodios. Porque igualmente, resulta extraño que en el videojuego no aparecieran personajes tan importantes como Apu o Flanders. Quedan bastantes flecos extraños por destapar alrededor de este videojuego, que a mí me siguen resultando extraños. La explicación puede estar simplemente en que unos trabajaban en EEUU y los otros en Japón, y que más o menos les daba igual, ya que la franquicia apenas había empezado a caminar. El propio autor del twit, Bobservo, explica que probablemente los desarrolladores se fijaron en personajes secundarios del fondo para inventarse algunos final boss (es decir, los enemigos finales de cada capítulo, en un videojuego). Verdaderamente, algunos de los enemigos que aparecen en el videojuego son irreconocibles, y podrían haber sido elegidos al azar.


Pero eso no explica por qué ese final boss rapado, se parece tanto al auténtico Moe (de hecho, todo sea dicho, el calvo que el twitero ha localizado en la serie y que muestra en el twit de arriba... no se le parece demasiado). En el videojuego, por cierto, Moe tenía el pelo verde y Barney amarillo... Cosas del diseño de píxeles; y estrategias de los desarrolladores del videojuego para volverme loco a mí. Probablemente, ese malvado Moe loco gigante, solo es una especie de versión salvaje, berserker, es un invento de los diseñadores de Konami. Pero la historia me ha parecido suficientemente simpática como para llevarla un poco más allá en el terreno de la especulación....


Matt Groening reconoció en cierta ocasión, que al diseñar físicamente al camarero Moe, se había inspirado en dos personas reales: por un lado, su amigo el cómico Rich Hall, cuyo parecido físico con el (rotundamente feo) Moe de dibujos es notable; pero por otro lado, Groening se inspiró en un personaje de relativa fama en la cultura popular norteamericana de los 70s: un tipo calvo semi-anónimo llamado Louis "Red" Deutsch.


Louis Deutsch era un boxeador retirado, que regentaba un bar de Jersey City (New Jersey) llamado Tube Bar. Durante meses, un par de chavales se dedicaron a hacer llamadas a su negocio, preguntando a ver si se podían poner al teléfono supuestos clientes, cuyos nombres inventados tenían una sonoridad muy similar, en inglés, con insultos, exabruptos o expresiones homófobas. La clásica broma telefónica que hizo famosa Bart Simpson durante las primeras temporadas, vamos. Y que en aquellos tiempos en los que solo teníamos teléfonos fijos sin identificación de llamada ni nada parecido, practicábamos todos desde el vil anonimato (mis amigos y yo, por ejemplo, siempre que nos llamábamos los unos a los otros a casa, les decíamos a sus respectivos padres que éramos Darth Vader, y siempre pasaban la llamada sin hacer más preguntas).


Pero las bromas de John Elmo y Jim Davidson (que así se llamaban los chavales) se hicieron enormemente famosas en la época, ya que ellos las grabaron en casette, y comenzaron a sonar en las emisoras de radio universitarias y a circular de mano en mano en los ambientes deportivos. Hasta la fecha han sido reeditadas muchísimas veces (tanto de forma oficial como pirata), bajo el nombre artístico de Bum Bar Bastards. Es bien sabido que Matt Groening es un melómano empedernido (coleccionista de discos extraños que la gente odia, presidente del club de fans de Captain Beefheart y de los Residents, portadista de discos en secreto, miembro temporal de los Rock Bottom Remainders, zappiano de corazón rocanrolero, etc.) y en este blog he hablado numerosas veces de su relación con la música. No es de extrañar que cayera en sus manos una copia de aquella cinta durante los 80, incluso antes de ser reeditada en CD.


El caso es que aquel camarero cabreado y gruñón se convirtió en una especie de celebridad efímera, y los juegos de palabras de los Bum Bar Bastards son culturilla general en USA. Pero no puedo asegurar que Matt Groening tuviese un plan inicial para hacer que Moe Szyslak fuese calvo, inspirándose tanto en la imagen de Rich Hall como en la de Louis Deutsch, y que esos garabatos iniciales de Matt se filtraron a los diseñadores del videojuego antes que a los de la serie... No, definitivamente eso no pasó, y la explicación debe ser una casualidad, falta de entendimiento entre ambos equipos o (como dice otro comentarista de Twitter) que los que diseñaron los personajes del videojuego veían los episodios en japonés y habiendo dormido poco... pero sería bonito que esto fuese un secreto que solo conocemos Matt y yo.


Pero al menos, y para que toda esta cháchara en este blog de tebeos de los Simpsons haya servido de algo, os traigo una sorpresa final maravillosa para quienes hayáis llegado hasta el final: una versión libre en forma de cómic en torno a todo esto, obra del Maestro Ed Piskor (entre otras muchas cosas, el dibujante de las locuras de Harvey Pekar para American Splendor). Aquí os lo dejo:


Os recuerdo que este blog ya no actualiza demasiado, porque la gente ya no lee blogs y lo considero un esfuerzo malgastado, pero que en su página de Facebook sigo soltando chorradas de vez en cuando aunque esto esté parado.

Actualización: en los mismos comentarios de Twitter, alguien sugería que el "Moe calvo" aparecía también, junto a su familia, en uno de los primerísimos episodios de la serie: concretamente, en la Terapia Familiar del Dr. Marvin Monroe de 1x04, "Hogar, agridulce hogar", justo antes de que lleguen los Simpsons. Es decir, que sí que podría tratarse de un personaje secundario recurrente, que finalmente fuese descartado y pasara a formar parte de los extras de fondo:

lunes, 4 de enero de 2016

El Investigador. Revista retrofuturista


Los últimos días de 2015, y primeros de 2016, los pasé pegado al tablet, leyendo montones de artículos de un magazine mexicano estupendo, con el que me topé sin querer en Issuu, buscando ampliar información para un próximo episodio de mi programa de radio. Llego un poco tarde al asunto, ya que parece que hace un año que dejaron aparcado este maravilloso proyecto, y puede que no siga existiendo. Pero entre números ordinarios y especiales, he juntado los casi 40 números publicados de El Investigador, llevo leídos atentamente la mitad, y quería compartir el hallazgo con el lector de estas líneas.


Me interesa bastante el steampunk, al ser un subgénero de la ciencia-ficción no solo visualmente espectacular, sino con los pies en la Tierra (me molesta un poco la ciencia-ficción en general, las epopeyas cósmicas, en las que todo vale, cualquier idea que tenga el escritor es válida y te la tienes que tragar porque es otro planeta/otra raza/otro tiempo/otra tecnología/magia/ etc.), y porque todos esos referentes decimonónicos me fascinan. Y dentro del movimiento cultural steampunk, tan creciente en la era de Internet y de tan reciente creación, al margen de los tipos que se disfrazan o que le pegan ruedecitas y engranajes de relojero a las cosas para subirlo a Instagram, me vuelve loco todo lo que tiene que ver con el cómic steampunk, el cine steampunk y sobre todo la música steampunk. De hecho, en este mismo blog hace tres años, estuve haciendo mi propia investigación y reflexión en torno a la existencia o no de un género musical que pudiéramos denominar steampunk. Y sobre música steamer hablan mucho en El Investigador.


El Investigador era un boletín mensual colaborativo, de precioso diseño retro, creado por un puñado de aficionados al movimiento. Siguen activos en FB, aunque su blog está bastante parado y también el del colectivo responsable, Mercenarios de Dios. Pero entre marzo de 2011 y febrero de 2014 fueron fieles a su cita mensual en forma de fanzine digital, con esta magnífica revista de divulgación y proselitismo que he descubierto ahora y que me está proporcionando lecturas maravillosas. Ya citado el precioso diseño pulp en tonos sepia, que tornaba a tonos pastel y los fluorescentes de los especiales dieselpunk, sus contenidos eran sobre todo secciones fijas, como cualquier revista normal: en "Le Petit Trianon", "Starlite Cinema" o "Kinetoscopio" hacían reseñas de deliciosas películas sobre anacronías futuristas de estética decimonónica; "From Hell" o "Expediente H" se centraban en el lado amarillista, enfermo, paranormal u oscuro de la Era Victoriana (Jack el Destripador, guerras, naufragios, Lovecraft, el Hombre Elefante, Aleister Crowley, nazis, el Experimento Filadelfia, mafias...); la "Biblioteca Bizantina" (o "Atómica"), obviamente, se encargaba del espectro literario; "División lúdica" trataba sobre juegos de rol; "Letras ajenas" acogía relatos de los lectores; "El Péndulo" era una fantástica columna periódica sobre temas genéricos; y el "Fonógrafo", la sección centrada en la música, descubriendo grupos tanto mexicanos como internacionales, o glosando lo más granado del neoswing en los ejemplares dieselpunk.


Y al margen de las secciones fijas, encartaban también montones de artículos sobre cultura popular steampunk: textos genéricos sobre cultura o filosofía steampunk, dieselpunk, clockpunk, medievalpunk, weird wild west y otras majaradas, H.G. Wells, H.P. Lovecraft, H.C. Andersen, Verne, Tesla, Shelley, Poe, Doré, post-Apocalipsis, L.A. Noire, cosplayers, inventores, artistas plásticos, expedicionarios, asesinos en serie, creadores de gadgets, retrofuturistas, viajeros en el tiempo, etc., etc. Todo ello salpicado de preciosos anuncios clasificados, bien decorativos o bien apologéticos del entorno de los autores (descubro, sin ir más lejos, que hicieron un podcast principalmente musical muy, muy decente, Radio Metronomik), breves textos de relleno e incluso el intento de organizar su propia mitología creativa particular ("Reward").


Como fan del fanzine, del DIY, de la lectura digital, del steampunk y de todos los demás asuntos, estoy encantado de haberme encontrado con este grupo de entusiastas apasionados y que tanta dedicación pusieron en su revista. Ojalá la retomen pronto. Me he tomado la molestia de pasar los archivos a .cbr y subirlos a mi cuenta de Mega, por si alguien quiere descargarlos de allí (no saco ningún beneficio de ello ni nada; simplemente, prefiero ese formato, y me tiré unas buenas horas convirtiéndolos...), pero están en libre descarga, en .pdf, en su casilla de ISSUU.

Descarga de Mega en .cbr