Martes, Hulyo 28, 2015

"Dr. Forrest's Cheeze Factory" compilations (2008)

Corren malos tiempos para la Blogosfera. Qué palabra tan fea, y tan poco utilizada últimamente; tan demodé como "chachi", o "peluco", o "demodé". Un medio tan fresco y novedoso como era la llamada "Internet 2.0", en el que cientos de miles de personas nos lanzamos como locos a abrirnos una casilla el el "ciberespacio" para desnudarnos ante el resto, satisfacer la necesidad de expresarnos, compartir curiosidades e inquietudes, en unos pocos años se ha devaluado y mercantilizado hasta el punto de casi haberse extinguido, devorado por las redes sociales y la batalla por el posicionamiento. Parece que ya no tiene sentido que existan los foros especializados, habiendo redes sociales; y que ya nadie en su sano juicio lee blogs, porque todo el mundo leemos los mismos artículos, esos que circulan por el puñado de medios de comunicación oficiales que se imponen en las redes sociales. A veces tengo la sensación de que el año 2008 fue un fecundo vergel cultural que perteneció a otro siglo, al Renacimiento o al art nouveau, y que Twitter neutralizó y desactivó toda esa libertad de expresión, toda esa ingenua y fecunda explosión creativa y altruista. La mayoría de los blogs que tengo en el reader han muerto o están gravemente heridos. Y mirar el contador de visitas de mis blogs ahora, en su pico de audiencia más impresionante, y compararlo con las visitas de cualquier día soso de hace solo 5 años, es escalofriante. No sé cómo será la realidad económica y humana detrás de todo esto, pero veo a muchos de esos blogueros de entonces colaborando en algunas de estas revistas culturales para supervivientes que se llevan ahora; y probablemente le paguen más a un idiota por poner un # en su Twitter. Y en cuanto al resto, supongo que simplemente fueron vencidos por el desánimo o la progresiva pérdida de interés propia y ajena.

En cualquier caso, venía esto a cuento de que hace unos pocos años había, literalmente, decenas de miles de blogs de descargas alegales de discos, sitios increíbles en los que se intercambiaban rarezas inencontrables y fuera del mercado, entre particulares. Ese maravilloso concepto de blog de rock, muy especializado, con posts recomendando discos ajenos a la actualidad y con su correspondiente link de descarga, hace unos años estaba muy extendido y yo seguía montañas de ellos que a día de hoy han sido abandonados. Paradójicamente, uno de los mejores y más prolíficos, Twilightzone!, sigue muy activo (de hecho, su correspondiente rincón de comments se ha transformado en el último año en una catarata adicional de links), y en su columna de la derecha se listan algunos supervivientes más. Pero por el camino se quedaron docenas de mis blogs favoritos que conformaban mi rutina diaria; sobre todo los que se hacían desde España, que no debe quedar ni uno solo: ya no solo blogs de .mp3 (que también tiene sentido que muchos hayan desaparecido al endurecerse las leyes de copyright y el acoso contra el pequeño bloguero, en favor de las grandes plataformas que sí hacen negocio con ello, como pasa siempre; y también por el Spotify, claro), sino blogs en general, de gente en su casa escribiendo cosas públicamente en Blogger o Wordpress por el placer de hacerlo.

A mí uno de los blogs que más me fascinaban, y que estaba especialmente activo en aquel remoto y lejano 2008, era Dr. Forrest's Cheeze Factory. En este enlace queda su esqueleto, con su diseño clásico pero eliminados todos sus posts que contenían descargas. Su url original era esta. No sé si alguien se acuerda, pero era un blog muy divertido y en constante actualización, dedicado a la música extraña, marginal y de cachondeo, la outsider music y los músicos bizarros y diferentes. Manteniendo vivos la llama y el espíritu de personajes como el Dr. Demento, ofrecía cada día la posibilidad de escuchar o descargar curiosidades musicales imposibles de encontrar, intercalados en una incesante cascada de mini-posts con gifs animados y chorradas. Y de vez en cuando armaba sus propios discos recopilatorios temáticos llenos de canciones increíblemente extrañas, con aportaciones propias y de la audiencia. Aquellas colecciones eran mis artefactos favoritos. Discos rebosantes de canciones dedicadas a la luna, al espacio exterior, al plátano, a los monos, a los robots, a los agentes secretos, a los nativo-americanos o a los mexicanos, por un lado, y también otra serie de discos con docenas de versiones exóticas de una misma canción. Era la combinación de gags visuales, recetas de queso, ripeos inencontrables de 45's bizarros y recopilaciones lo que hacía de éste un blog único. Había y hay otros blogs dedicados a la música marginal (Bloggio oddio, The world's worst records, Die or DIY?, Music for Maniacs, Mr. Weird and wacky, Donteattheyellowsnow, Glorify the turd, Mutant sounds...), pero éste era el más loco, incorrecto y divertido, y en el que descubrí a músicos realmente extremos.

Como yo soy como la hormiguita de la fábula, y estoy todo el día escuchando, indexando y organizando mis libros, discos y tebeos, y también las rodajas de música digital, el otro día me encontré, dispersas en varios sitios, unas cuantas de aquellas recopilaciones. No son todas, pero sí unas cuantas. Concretamente, 28, sí, veintiocho, 28 recopilatorios de Dr. Forrest's Cheeze Factory, que localicé ayer, que he dejado subiendo esta noche, y que he decidido (aunque esto no es un blog de descargas como los hoy homenajeados) poner en circulación de nuevo ahora mismo, por si hubiera alguien interesado, o que llegue aquí en el futuro buscando fábricas de queso, sexo con mapaches o música rara. Ojo, que algún archivo es MUY grande. Están todos en esta carpeta de Megaupload:

28 recopilatorios de .mp3 del desaparecido blog "Dr Forrests Cheeze Factory"

Walang komento:

Mag-post ng isang Komento