domingo, 30 de octubre de 2005

Un disco para la noche de difuntos

Bueno, pues ya está aquí la segunda entrega de la saga BooGnish Online. Un nuevo recopilatorio, esta vez compuesto por 26 canciones, aglutinadas a partir de una doble premisa: por un lado, que me gusten a mí; y por otro, que tengan una temática directa o tangencialmente relacionada con el mecanismo pop que rodea a la fecha de Halloween. Así, en este "BooGnish Online vol. 2: Especial Noche de Difuntos" se pueden escuchar canciones que despiertan algunos escalofríos; canciones que hacen referencia explícita a estas fechas; algunas que hablan de asesinos en serie, brujas, condes vampíricos, hombres lobo monstruos de toda índole; y otras que quería incluir (animado más por la primera de las premisas anteriores) y que en cierto modo creo que sobrecogen o transportan al oyente a un lugar misterioso, inquietante y desasosegante, cuando menos.

Como en la primera entrega, los temas no son de descarga directa utilizando el botón derecho, sino que los he colgado en Yousendit, donde estarán disponibles más o menos una semana. Todos tienen formato .mp3, y la verdad es que me haría ilusión que alguno os bajáseis el disco entero, con la tonta portada y la contraportada, y me dijéseis qué os ha parecido. Bueno, lo dicho: os presento...



01. Albert Plá - El sol de verano
02. Danny Elfman - This is Halloween
03. Ken Williams - Trashcan
04. Ronald Stein (Lon Chaney Jr.) - Theme from 'Spider baby'
05. LaVern Baker - Voodoo voodoo
06. Larry & The Blue Notes - Night of the Phantom
07. Frankie Stein & His Ghouls - Mummy's little monster
08. Rockin' Belmarx - Torture rock
09. John Zacherle - Dinner with Dracula
10. Ralph Nielsen & The Chancellors - Scream
11. The BottleUps - Werewolf
12. The Deadly Ones - It's monster surfing time
13. Jackie Morningstar - Rockin' in the graveyard
14. Sonics - The witch
15. The Swamp Rats - Psycho
16. One Way Streets - Jack the ripper
17. Rancid - Maxwell murder
18. Bad Religion - In the night
19. Iggy Pop - Monster men
20. Zappa & Beefheart - I was a teenage maltshop
21. The Residents - Fire fall
22. Tom Waits - Clap hands
23. John Zorn - Saigon pickup
24. Mr. Bungle - Ars moriendi
25. Fantômas - Rosemary's baby
26. Squirrel Nut Zippers - St. Louis Cemetery blues
27. Bernard Herrmann - 'Cape fear' title theme



NOTAS [y enlaces relacionados]:

01. Poco que decir. Pone los pelos de punta. Una intro en castellano, de uno de mis disco favoritos en mi idioma, "No sólo de rumba vive el hombre". [link]

02. Quién no ha visto (y se ha enamorado de) "Pesadilla antes de Navidad". El maestro del score Danny Elfman, además de facturar decenas de beseós del cine de género más imaginativo, tiene muchos temas épicos e igual de sinfónicos de adult-oriented pop con su banda Oingo Boingo, de quienes quería haber metido algo; pero no me he resistido, que ésta venía al pelo y es una maravilla. [link]

03 - 10. Después de la introducción, comienza el viaje por el pasado. Sonidos guturales, aullidos a la luna, distorsión, gritos de terror... Rock 'n' roll y garage de los años 50's y 60's, desde la vertiente más sucia y pasando por el novelty. Algunos de los más conocidos homenajes a Halloween, como los de Frankie Stein, Jackie Morningstar o John Zacherle (que dedicaron muchísimos guitarrazos al cine de miedo y a los monstruos clásicos de la Hammer), Lon Chaney Jr. explayándose sobre el score de un viejo maestro de las bandas sonoras como Ronald Stein, y otras delicias bailables. [link]

11 - 12. Dos muestras casi al azar de surf instrumental contemporáneo. Esas guitarras diabólicas y distorsionadas que puso de moda Tarantino casan de maravilla con esta temática. Hay montones de grupos surferos que, de hecho, se disfrazan de monstruos y homenajean al género en cada acorde. En unos días quiero postear algo sobre instro-surf, que me apasiona. A ver si en noviembre... [link]

13. Jackie Morningstar fue otro apasionado del rock garagero en su ramificación más tuna, mezclando elementos de la música novelty (cadenas, aullidos, gritos de terror, pasos en la oscuridad...) con el crudo sonido del rock de los '50. Este tema es un clásico en toda Halloween Party que se precie. [link]

14 - 16. Llega el momento de los asesinos en serie, un error muy real. Los Sonics son uno de los pilares del rock 'n' roll blanco; quizá los mejores y más influyentes en su trabajo. 'The witch' ('La bruja') fue una de sus primeras canciones propias (en los sesenta, era habitual que las bandas hiciesen sólo versiones durante toda su carrera, repitiendo, cada uno en su estilo, los mismos standards de rnr creados por Chuck Berry o Leiber & Stoller, que cantara todo cristo); su otro tema más conocido es por supuesto el 'Psycho', que aquí aparece en una endiablada y aún más destructiva versión; otro standard que hicieron casi todos los grupos de proto-garage de entonces es 'Jack el destripador', aquí en versión de unos clásicos One Way Streets. [link]

17-18. Por qué no, algo del punk-rock californiano con el que crecí: Rancid con un trallazo a gloria también de un serial-killer (con una de las líneas de bajo más apoteósicas que se recuerdan en este género musical), y Bad Religion con el característico y añorado sonido crudo y la inocencia de su primer LP. [li nk]

19. La Iguana ha tocado tantos palos que también grabó un tema sobre monstruos, un rock-jingle simpático para una serie de dibujos animados "Space Goofs". [link]

20. Para poner algo de Frank Zappa me he devanado un poco los sesos. Aficionado a dar un concierto anual en Halloween, en realidad no tiene muchos temas oscuros o siniestros, musicalmente. Letras sobre freaks y seres extraños tiene muchas cosas, pero casi siempre desde un punto de vista cómico y festivo. Al final he buscado un instrumental que hizo a medias con el Capitán Beefheart (y así metía a los dos en el ajo), que retrotrae a las viejas películas baratas de monstruos que ya homenajeara en el tema 'Cheepnis' que puse en la primera entrega de "BooGnish Online" (el tema es de una sesión pirata para la radio; no es el original del disco "Bongo Fury"). [link]

21. Siempre he pensado que los chiflados Residents tienen el hándicap de su bizarra obsesión por el ocultismo, el misterio y su permanencia en el anonimato. Siempre se les asociará a esa imagen, esa leyenda, que vale que les hace más interesantes, pero al mismo tiempo creo que limita bastante su producción. De ahí que en muchos de sus temas canten con la voz distorsionada o con multitud de coros invitados. El disco "Wormwood" del que saqué esta canción es uno de los ejemplos: una colección de episodios de la Biblia supuestamente cantados por sus protagonistas. Una delicia, marciana pero bastante digerible. [link]

22. Esta es una de mis canciones favoritas de Tom Waits. No puedo evitar pensar en un barco pirata que acecha de noche el puerto de Singapur. [link]

23 - 25. Con esta trilogía que me he inventado, nos sumergimos en el loco mundo de la fusión de jazz y heavy metal contemporáneo. John Zorn es un respetadísimo saxofonista de fama internacional, que recoge como pocos la herencia de los clásicos con la vista siempre en la experimentación; pero no se puede negar que también le falta un tornillo, lo que le anima a fabricar obras maestras como el imprescindible "Naked city" del que sale esto; Zorn produjo el segundo disco de Mike Patton (ex-Faith No More) con su proyecto Mr. Bungle, uno de cuyos temas es este desasosegante 'Ars moriendi'; y otro de los discos más interesantes que ha facturado nunca el irreductible Patton es "The director's cut", al frente de Fantômas. Un homenaje a los maestreos de la BSO de terror (Ennio Morricone, Henry Mancini, Angelo Badalamenti, Nino Rota, Jerry Goldsmith...) en clave Patton. [ojito a este link]

26. El blues perfecto. Una big band que no se repetirá jamás, tocando a bordo de un ferry de lujo que navega sobre el Mississippi. Fantasmas que se escapan del cementerio y te rodean, poseyéndote lentamente. Una voz desgarradora. Un tugurio clandestino de principio del siglo pasado, en blanco y negro, lleno de humo, de bourbon, de mujeres bergmanianas, de crápulas y de jazz negro. El tiempo se detiene. [link]

27. Y por qué no, para terminar damos un salto de la poética a la épica, con el tema central de "El cabo del miedo" del maestro Herrmann adaptado por Elmer Bernstein. Pocas veces unas pocas notas sinfónicas erizan así el cabello, abogado. Un buen colofón. [link]

74 minutos de sustos y sobresaltos más tarde, se encienden las luces. El público se despereza, se levanta, aplaude y abandona la sala ordenadamente, en silencio y mirando nerviosamente a su alrededor. Espero que guste.
El terror no tiene límites acústicos

jueves, 27 de octubre de 2005

Pesadillas (IV)

Especial Halloween Audio MP3

Pulsa para ampliar la imagen

En unos días quiero hacer entrega de mi propio recopilatorio de emepetreses de miedito, pero dejo aquí unos cuantos enlaces a blogs que han colgado discos acordes con estas fechas, para descarga y disfrute de todos nosotros:

" Old Haunts es un precioso blog especializado en el terror pop, y ha ido colgando numerosos discos de MP3.

" En Tiki Tim's Exotica Lounge celebran también estas fechas regalando montañas de discos con MP3s de vintage pop terror que no tienen desperdicio.

" Jammin' Jamaican Sound, como has adivinado, está especializado en reggae y dub jamaicano. Por estas fechas están revisitando discos-homenaje a Halloween de tipos como The Scientist, Peter Tosh o el albino Yellowman.

" Un blog que he descubierto hace poco es Cake & Polka Parade, empñado en dar a conocer al mundo la música marciana de un montón de "genios incompetentes". Este mes, discos hablados, extractos de seriales de radio y sonidos del horror en general, de tipos totalmente desconocidos.

" En Whyfideliti's Podcast están colgando cada semana un recopilatorio especial de su cosecha.

" Tenebrosos y espeluznantes archivos de sonido ambiente y efectos sonoros, en I ♥ Wavs.

" Zombie Astronaut es una especie de webzine imprescindible dedicado al terror y la ciencia ficción. Si te interesa el tema, bucea por su archivo, lleno de clips de audio, seriales de sci-fi, y en ocasiones discos en descarga, como en el caso de su número de este mes, donde regalan este estupendo disco de rock monstruoso.

" Pero en mi opinión, el disco de Halloween más currado de la blogosfera, el que se lleva la palma (en cuanto a contenido, y en cuanto a la estupenda propuesta gráfica en que viene envuelto) es el que nos regala la gente de Oddio Overplay. Es más: son dos discos. Aunque creo que es una redifusión de unos discos especiales del Halloween del 2004, me parecen una joya, y no me canso de escucharlos. Descúbrelos aquí.

" Y nunca me cansaré de dedicarle un enlacito a uno de los blogs de mis amores: Spread the good world. Su temática habitual durante todo el año es garage-rock y terror-pop. Pero es que para este Halloween se está currando unos popurrís de rnr de miedo absolutamente imprescindibles. De momento, lleva 4 entregas (1, 2, 3 y 4) Creo que ya no están en descarga (yo me los descargué; por si alguien está interesado), así que atentos a próximas fechas.

ª De propina, descubre el mundo de los reyes del budget rock: The Mummies, y el surf instrumental de cangueli de los Mysterons.

Actualización del viernes a las 10:30:
Mi ídolo el Reverendo Frost acaba de colgar hace unos minutos la 5ª (y al parecer última) entrega de sus potpurrís rockabilly-garageros de Halloween. Y de paso, parece que ha vuelto a poner a disposición de todos, y durante sólo unos días, los 4 anteriores. Corre hacerte con ellos, que valen la pena.
'En ocasiones veo muertos', uno de los niños más abofeteables de la historia del cine

jueves, 20 de octubre de 2005

El show del Dr. Demento

El gepeto del Dr. DementoPor lo que tengo entendido, la radiodifusión en Estados Unidos dista mucho de lo que tenemos aquí. Ciñéndonos a la radio analógica, y dejando de lado por un momento las emisiones a través de Internet, existe una tradición de radios temáticas a lo largo de todos los Estados. Por supuesto, la lacra de la radiofórmula (aquella que tiene como único critero el dictamen de las poderosas multinacionales, de estrechez de miras, y donde no cabe nada que se escape ligeramente del Top 40 y del oscuro mundo de las payolas) es lo que predomina en las principales emisoras, sumidas en las modas y rendidas al contubernio comercial. Pero tradicionalmente, como digo, han existido radios en los 50 estadosdelaunión muy especializadas y pendientes de alimentar a todo tipo de paladares. Son emisoras minoritarias, y no siempre exclusivamente independientes, pero temáticas al fin y al cabo. La especialización temática es un concepto que los norteamericanos tienen asumido desde hace muchas décadas, y una garantía de éxito: probablemente una emisora de música surf no atraiga la atención de un porcentaje muy alto de población, pero su permanencia estará asegurada gracias, por un lado, a una audiencia fiel, y por otro a la existencia de otras emisoras del mismo grupo empresarial, más comerciales y mayoritarias, pero también especializadas, en country o en pop latino, por ejemplo.

De este modo, existen emisoras y programas especializados en estilos musicales muy longevos y conocidos en todo el país. Y por extensión, presentadores conocidos y de prestigio (cuidar a sus estrellas mediáticas es otra cosa que saben hacer muy bien los norteamericanos), que son conocidos en todos los rincones. En algunas ocasiones, incluso, un pequeño programa de radio local puede trascender los mass-media y revolucionar el mercado. Algo parecido pasó a comienzos de los años noventa con las llamadas college radios, pequeñas emisoras universitarias que marcaron un antes y un después en la historia de la industria dando a conocer a la chavalería todo un universo de grupos y sellos independientes. Lo que pasó con Nirvana (y todo lo que vino después) es quizá el ejemplo más evidente y conocido. Creo que la existencia a día de hoy en el cotarro comercial de grupos “diferentes”, alejados de la música popular, pero que venden millones de discos (Eminem, Marilyn Manson, Green Day, R.E.M., Evanescence...) sería inconcebible sin aquellos agitadores que desde humildes plataformas consiguieron (y siguien haciéndolo) romper con lo establecido.



Hay que entender por tanto el panorama de la radio estadounidense como un collage de radios libres especializadas, que subsiste con salud de hierro por debajo del lodazal de la radiofórmula y la MTV, durante al menos las cuatro últimas décadas. Y todo esto, como decía al principio, sin meternos en Internet, donde el dial es simplemente inabarcable (como sabemos, cualquiera puede montarse su propia emisora abierta al público desde casa, e ir colgando su ristra de temitas en MP3).

Pero vamos aterrizando, porque quería hablar de uno solo de esos programas: temático y muy especializado; longevo y con una enorme audiencia; y que además ha revolucionado la manera de entender la música. Me refiero al Show del Dr. Demento.

The Dr. Demento Show es un programa semanal de dos horas de duración que se emite en diferentes estados a través de Cool and strange logodiferentes emisoras. Sé que no es una información muy brillante, pero es que debido a las actuales leyes de circulación de la radiodifusión de aquel país es casi imposible hacer un seguimiento del mismo. Lo distribuye Talonian Productions, y se vende en paquetes de programas a emisoras de distintos estados. La distribución funciona por tanto a través de lo que llaman “sindicatos”, como sucede con las tiras cómicas en los periódicos. Originalmente, el programa se emitía desde Los Angeles a través de la legendaria y rockera radio libre KPPC-FM. El primer programa tuvo lugar en 1970, y a día de hoy, el Dr. Demento sigue cada domingo asomando por su ventanita electromagnética para enseñar al mundo un puñado de marcianadas. Porque el programa del Dr. Demento es de lo más marciano que uno se pueda echar a la cara, y como ya he dicho ha cambiado en parte la forma de concebir la música.

Pero, ¿quién es el Dr. Demento? Su nombre real es Barret Hansen, y nació en Minneapolis en 1941. Como suele pasar casi matemáticamente en estos casos, en su familia había músicos y le picó la curiosidad desde muy joven. Ya desde los 12 años empezó a coleccionar discos que compraba a precio de saldo en una tienda cerca de su casa, y al llegar a la mayoría de edad ya se consideraba un especialista en R&B y country. Pero sobre todo desarrolló El título de cada disco lo pone en la portada. Si no lo lees, acude al oftalmólogouna enorme pasión por la música rara, cómica, bizarra, marginal, cool & strange. Uno de sus músicos favoritos era el simpar Spike Jones y sus City Slickers, así como Allan Sherman, Tom Lehrer, la música de los Hnos. Marx, los discos hablados de stand-up comedians de los años 40 y la música novelty (música cómica, inocente, generalmente ejecutada con ayuda de instrumentos informales y onomatopeyas)... En los años 60 trabajó como DJ en varias emisoras locales, tanto universitarias como semi-profesionales (principalmente pinchando blues anterior a la II Guerra Mundial y rock de raíces), escribió una sesuda tesis sobre la evolución del rythm & blues en los años 40’s para la universidad de UCLA e incluso firmó artículos para revistas de prestigio como la propia Rolling Stone. Y fue en 1970, cuando se encontraba publicando recopilaciones y reediciones para Specialty Records cuando fue reclutado por la KPPC-FM, y dejó de ser Barret Hansen para convertirse en el Dr. Demento y centrarse definitivamente en la música alocada, la emisión de speeches cómicos y la difusión a nivel nacional del lado más bizarro de la música norteamericana. En 1972, desaparecida su emisora madre, se largó a la vecina KMET-FM y durante casi toda la década The Dr. Demento Show fue el programa más escuchado de cada domingo en Los Angeles.

Así, durante 35 años el programa ha sido una plataforma para esa música tan difícil de definir. A estas alturas da hasta grima utilizar el término bizarro, pero con él nos entendemos todos; o mejor dicho, cada uno entiende una cosa diferente, pero nos hacemos una idea aproximada: música al margen de los convencionalismos, de la radiofórmula y del hálito comercial.

Bien pensado, creo que cabe concretar un poco más en qué ámbito se mueve el programa del Dr. Demento. La, ejem, “música bizarra”, “weirdo music” o “cool & strange music” como han convenido llamarla los norteamericanos, abarca casi cualquier cosa. Para Dana Countryman por ejemplo (fundador de la desaparecía Biblia del género, el fanzine Cool & Strange music y uno de los gurús de estos sonidos extraños), cualquier música no-rock que se haga en Europa es exótica; prácticamente cualquier canción que no sea ejecutada con el clásico trinomio guitarra – bajo – batería con un ritmo ¾ es weird music; no digamos si se trata de instrumentos no formales, artesanales o futuristas; también la música de salón de principio de siglo; y las bandas sonoras de cine porno, de terror o ciencia-ficción es música “que mola y extraña”; cualquier conjunto folklórico de un país lejano (para ellos), desde una tribu africana hasta un sexteto de mariachis, pasando por una orquesta catalana de pulso y púa, es música cómica y demencial... Así pues, para el gourmet de la música no convencional, tratar de acotar sus límites y definir los estilos que caben en "la banda sonora de su vida", es una verdadera odisea.

Pues bien, volviendo al programa del Dr. Demento, se puede simplificar todo este batiburrillo de sonidos y estilos diciendo que:
a) Se limita exclusicamente a la música norteamericana (o en algún caso británica);
y b) Abarca sólo música intencionadamente cómica.

Otro de los datos importantes acerca del programa del Dr. Demento es que funciona como plataforma para el oyente chiflado que quiere hacerse famoso haciendo música cómica y “demente”. El Doctor no es sólo una enciclopedia humana, un experto arqueólogo musical y descubridor de rarezas de su inabarcable colección, sino que da pie a que sus fans manden canciones con sus payasadas. Así, el programa es famoso porque fue allí donde sonó por primera vez el hoy archi-conocido bufón “Weird Al” Yankovic, enviando sus primeros cassettes caseros con estrafalarias versiones de risa de Michael Jackson, a comienzos de los ochenta, un buen ejemplo de lo que allí suena.

Otra de las señas características del programa es la mezcla constante de clásicos cachondos del rock de los años 50 con la más risible actualidad. En un mismo día puede sonar el ‘Psycho Chicken’ de The Fools, el “Monster Mash” de Bobby “Boris” Pickett (que casualmente incluí en el recopilatorio "BooGnish Online vol. 1" hace unos meses en este mismo blog), Frank Zappa, Al Yankovic, Spike Jones, Luke Ski, Richard Cheese o el Capitán Beefheart, el humor de los Monty Python, Cheech & Chong, Abbott y Costello o Bill Cosby y clásicos del rock o el R&B como Leadbelly, Bo Diddley, Mojo Nixon o Elvis.

Al ser un programa semanal, cuenta con suficiente tiempo para preparar los programas y buscar material, por lo que es habitual que dediquen programas temáticos especiales, coincidiendo con aniversarios de defunciones, Halloween, Navidad, verano, día de la siempra, Cuatrodejulio o lo que sea, así como especiales sui generis dedicados a la tercera edad, a chalados del rock clásico, trenes, a capella, doo-wop demente, la radio, el trabajo... De hecho, casi todos los programas tienen un tema, un “special topic”.

Además del irreductible programa semanal, Demento ha dado salida a su música en otros formatos. En 1983, y durante 18 semanas, tuvo un pequeño programa de continuidad de cinco minutos llamado “Dr. Demento’s demented pick of the week”, donde presentaba una sola canción y a continuación la radiaba. Fue emitido por la misma red de emisoras que tuvo al programa madre en la parrilla. Más recientemente, durante todo 1993 y parte del ’94 tuvo lugar “Dr. Demento's daily dose of Dementia”, otra fórmula, esta vez diaria y reducida, para mostrar su bizarro cosmos musical, centrándose ahora principalmente en los discos hablados, los speeches y monólogos de humoristas contemporáneos o añejos. Además, ha dirigido varios programas de radio especiales, únicos y puntuales, así como un programa de televisión para Comedy Central en 1991, que contó con las actuaciones de sus más incondicionales adorados.

Otras colaboraciones destacables de Dr. Demento Busque, compare, y si encuentra algo mejor, cómprelocon los mass media son: el doblaje del vagabundo en el corto de animación "Fish heads" (Bill Paxton, 1982); funciones de narrador en "Lobster Man from Mars" (Stanley Sheff, 1989), una preciosa serie Z, homenaje al cine de monstruos de los años 50, donde utilizó su inconfundible voz tenebrosa del programa de radio; también aparece en un tonto telefilme de explotación de la figura del inefable "Weird Al" Yankovic, “UHF” (Jay Levey, 1989), con un papel de extra que pasa casi desapercibido, ataviado con su perenne sombrero de copa y bigote negro (que le confiere ese aspecto tan pop; ese talante entre clásico y misterioso; entre carisma entre José María Íñigo y Cárdenas; esas pintas entre Zé do Caixao y Mandrake); su voz también suena, a través de un transistor, en el episodio de la sexta temporada de los Simpsons ‘El actor secundario Bob vuelve a las andadas’.

Además de estas esporádicas apariciones (en mi opinión, una efervescente carrera marginal y pop, muy propia de una bizarra estrella de culto de su talla), Demento se dedica también a publicar sus propios CDs, cassettes, videos y libros de "música demente", y venderlos a través de Internet. Además de numerosas recopilaciones del estilo de lo que pincha en su programa ("Dr. Demento's 20th Annivesary Collection 2-CD Set", "The very best of Dr. Demento", "The greatest Christmas novelty CD of all time" o "Holidays in Dementia"), publica antologías o nuevos lanzamientos de amigos como Al Yankovic, Spike Jones, Stan Freberg, Ray Stevens, Barnes & Barnes o Logan Whitehurst. Además de los sonidos y otra memorabilia, me parece interesante citar sus dos libros publicados hasta la fecha (por la discográfica Rhino, unos cazadores de arte de paladar exquisito): “Cruise Through the Blues Book”, un viaje a través de los orígenes del blues firmado con su nombre real; “A day in the life of Doctor Demento”, un panfletito a mayor gloria suya compuesto de conversaciones sobre música y fotografías de la vida del legendario personaje bizarromusical que representa.



Para terminar, queridos oyentes, y para abundar un poco más en los sonidos que salen del programa, esta es una recopilación, como muestra, de algunos de los temas más significativos y que más han sonado en los últimos 35 años de historia del programa. No las he escuchado todas, pero sí la gran mayoría. Son las que más suenan, y entre ellas están muchas de las que la audiencia del programa vota anualmente como “The yearly top 25 funny songs” en sus programas especiales del último domingo de cada año. En principio, esta lista no sirva para nada más que ocupar espacio y agregar peso al ciberespacio, pero puede que a alguien le de una idea de por dónde van los tiros:

Lydia The Tattooed Lady - Groucho Marx
Who's On First - Abbott & Costello
William Tell Overture - Spike Jones & His City Slickers
Monster Mash - Bobby "Boris" Pickett & The Crypt-Kickers
Alphabet Song - The Three Stooges
Don't Eat The Yellow Snow - Frank Zappa
Springtime For Hitler - Mel Brooks
Get A Load Of This - Robert Crumb
Boobs A Lot - Holy Modal Rounders
It's A Gas - Alfred E. Neuman
Je T'Aime... Moi Non Plus - Jane Birkin & Serge Gainsbourg
Boris The Spider - The Who
Deteriorata - National Lampoon
Political Science - Randy Newman
Lonely Ol' Night - John Cougar Mellencamp
Big Bear Lake - Mel Blanc
Like A Surgeon - "Weird Al" Yankovic
They're Coming To Take Me Away, Ha-Haaa! - Napoleon XIV
Spam - Monty Python
Friendly Neighborhood Narco Agent - Jef Jaisun
Star Drek - Bobby Pickett & Peter Ferrara
Ballad Of Bilbo Baggins - Leonard Nimoy
Time Warp / Sweet Transvestite - Tim Curry (BSO “Rocky Horror picture show”)
King Tut - Steve Martin
Kindergarten Of The Stars - Robin Williams
Rubber Biscuit - The Blues Brothers
Dancin' Fool - Frank Zappa
Fish Heads - Barnes & Barnes
Shaving Cream - Dr. Demento & Westwood Tubercular Choir
My Name Is Larry - Wild Man Fischer
Rock Lobster - The B-52's
Another One Rides The Bus - "Weird Al" Yankovic
Yoda - "Weird Al" Yankovic
Dead Puppies - The Ogden Edsl Wahalia Blues Ensemble Mondo Bizzario Band
Big Balls - AC/DC
Rock And Roll Doctor - Travesty, Ltd.
Boogie In Your Butt - Eddie Murphy
Come Sail Away - Eric Cartman (BSO ‘South Park’)
Alone Again - Henry Phillips
Fat - "Weird Al" Yankovic
Satan Gave Me A TacoBeck
Big Fat Road Manager - The Arrogant Worms
Army Careers - The Frantics
Do The Picard - Rusty Humphries & The Boneheads
Gigantor - The Dickies
Marvin - Marvin The Paranoid Android
Particle Man - They Might Be Giants
Pollution - Tom Lehrer
Smells Like Teen Spirit - Paul Anka
Enter Sandman - Richard Cheese
Bedrock Rap / Meet The Flintstones - Bruce Springstone
Axel F - Crazy Frog
Elvus - Dan Castellaneta

Si me ponen en una disyuntiva entre la música del Dr. Demento, de la revista "Cool & strange music", de la WFMU o de cualquiera de esas páginas web que ofrecen MP3s de música "bizarra", y cualquier oferta de la versión hispana de este estilo (caso de Spanish bizarro), me quedo definitivamente con el espíritu del Dr. Demento. sobre todo por dos razones: en primer lugar, porque el rollo de los friquis españoles haciendo tonadillas se me escapa, y no hace ni pizca de gracia. La música que me gusta, con gloriosas (y numerosas) excepciones, tiene la letra en inglés; y en segundo lugar, porque "mi rollo es el rock", qué se le va a hacer. En cualquier caso, creo que vale la pena adentrarse por aquí.



Actualización: Se me olvidaba algo importante, que me ha recordado Le DJ Royale en los comments: dónde se escucha el programa en Internet.

Como explicaba al principio, se trata de un programa sindicado, que se emite en decenas de emisoras a lo largo de todo Estados Unidos. Por lo tanto, para escucharlo en directo hay que localizar una radio analógica que lo emita, y buscar su web. Eso se hace a través del Radio Locator...

¿Que no sabes qué emisora lo emite, ni cuándo? Vale, lo pondré más fácil. ¿Suficiente? O.k., algunas pistas más.

Y aquí, una lista de emisoras especializadas en música cómica y novelty. Y una inspirada enteramente en el "sonido Demento", y que me mola bastante: DFSX Comedy Radio. Espero que funcionen todas. Y hala, a extender la palabra.
La música Demente tiene un lugar aquí

lunes, 17 de octubre de 2005

PR0P494ND4

Propagandapropaganda

"Los mayores triunfos de la propaganda se han logrado, no haciendo algo, sino impidiendo que ese algo se haga. Grande es la verdad, pero más grande todavía, desde un punto de vista práctico, el silencio sobre la verdad."
--Aldous Huxley, Prólogo de «Un Mundo Feliz»

viernes, 14 de octubre de 2005

Hiperdimensión desoxirribonucleica

E=±mc²=Thé Ðëòxÿríßøñµçlëìç HÿÞêrdïmèñsîøñ


Según Timothy Leary, los dos mandamientos de la Era Molecular son:
    1. No alterarás el estado de consciencia de tus compañeros.
    2. No prevendrás al compañero de alterar su propio estado de conciencia.

Chamanismo: uso de arcaicas técnicas de éxtasis desarrolladas al margen de cualquier filosofía o religión. El éxtasis es la contemplación de Todo.

"Intenté matar al presidente para llamar la atención de Manson". Lynette Fromme


¿Bush o chimpancé? Conoce la conexión lunar Bush - Nazismo - Coca Cola.

"Tu idea es loca, pero no lo suficiente para ser cierta". Neils Bohr

Lø qµë ñèçé§îtäm·§ é§ µn vºÇåßµlãrïø qµê dès©ríþª t0d@§ lä$ mòdálïdädë§ dê µnå émßrïågµèz dîvìnã.


"Nadie debería trabajar". Bob Black

Baila al son de Música Solar derivada de datos helioseismológicos.

"El hombre blanco se mete en su iglesia y habla sobre Jesús, pero el indio entra en su tipi y habla con Jesús". Quanah Parker, Comanche

MANTIDS!

» 1976 - 1988: Nerdismo puro »
» 1989 - 1992: Tecnoanarquía (MONDO 2000) »
» 1993 - 12 de marzo de 1998: Tecnolibertarianismo »
» 12 a 19 de marzo de 1998: Tecnorrealismo »
» 20 de marzo de 1998 - 21 de diciembre de 2012: Tecnosurrealismo »
» OmegA

¡Alerta de ADN!

"De las vacas sagradas salen las mejores hamburguesas". Mark Twain

Graffiti astrofísico. © Dimitri

La religión preferida de Robert Anton Wilson (1932-NUNCA)

"Permítannos declarar legítima la Naturaleza. Todas las plantas deberían ser declaradas legales, e igualmente todos los animales. La noción de planta o animal ilegal es y ridícula". Terence McKenna

I N C U N A B U L A


Random » Estado larvario. Zarkov. Placebo. Caos cognitivo. Abismo. Abraham Lincoln y el prohibicionismo. Conspiración. Irak. Un Sistema Económico fuera de Control. Memes. Capítulo 1: la Propuesta. Peyote. Farmacología. Masa Crítica. Texto Letal. Libertad de credo. DMT. Estados Unidos. Estrategia. Anarquismo ontológico. CompuServe. Niños, no alcancéis los Secretos demasiado pronto... Convención de Ginebra. Ícaros de Norma. Media. LSD. Desinformación. Evasión humana. La conspiración cristiana. Aldea Global. La "Gente Buena". Experiencias químicas de naturaleza hiperespacial. Tantra. Elfos. OVNI. Vedas. Chamanismo. Perl. « Random

WARNING!!: Contiene Información.

"Tú debes ser el cambio que quieres ver en el mundo". Gandhi


Un viaje psicodélico por la escalera de la evolución.

b e m u s h r ö ö m e d

Revolution will be televised. Television will not be revolutionized.


E=±mc²=Thé Ðëòxÿríßøñµçlëìç HÿÞêrdïmèñsîøñ
Hiperdimensión Desoxirribonucleica

jueves, 13 de octubre de 2005

Pesadillas (III)


La fantástica galería de arte norteamericana Roq La Rue, cuna del más colorista, comiquero y pajero pop-art contemporáneo, celebra estos días una muestra llamada "Bad moon rising (A Halloween themed group show)". Preciosa y que me viene que ni pintada para la serie de Pesadillas. Si algún lector pasa por Seattle estos días, que me compre un original de Mitch O'Connell o de Shag, que algún día se lo pagaré de una forma u otra. Algunos botones:


"Stan" (Travis A. Louie)



"TBC - Takin' Care of Brains" (Johnny Crap)


Pulsa para ampliar
"Sangra azteca" (Pooch)




Alertas Simpson-terroristas


'A los verdugos se les reconoce siempre. Tienen cara de miedo', Jean-Paul Sartre

120. Ohayo!

Pulsa para ampliar
© Dmitry Popov.

De un fabuloso concurso de mujeres virtuales o CGgirls, ésta es mi elección (aunque confiese que motivado más por el color y el entorno fantástico que por la cartoonesca chica en sí... que también).

119. Mamie Van Doren



Una de las reinas de los calendarios y el burlesque en los años 50, en The Ultimate Pin-Up.

118. Zombie burger

Pulsa para ampliar
© Tom Gordon.

Free Lunch Studios.

martes, 11 de octubre de 2005

117. Lisa Mathews



Otra galería de sugerentes y pechugonas pin-ups de antaño de esas que tanto me seducen.

Se lo he visto a José Menor en su blog.

lunes, 10 de octubre de 2005

116. Octochild



Via

115. 7620 ping-pong natives

Pulsa para ampliar

Via

114. Сообщение

Pulsa para ampliar
© Partizar 74.

Drawing jam: Decenas de versiones diferentes, hechas por aficionados, de una misma imagen inicial.

LES LUTHIERS. Instrucciones de uso

"Muchos especialistas sostienen que algunos animales son sensibles a la música, Mastropiero entre ellos. Entre los especialistas." Les Luthiers, Romance del Joven Conde, la Sirena y el pájaro Cucú. Y la Oveja. (Zoo-Cuento Infantil)



2005. De izqda. a dcha.: Jorge Maronna, Carlos Núñez (agachado),
Daniel Rabinovich, Carlos López Puccio y Marcos Mundstock.


1. Indicaciones

Decir que Les Luthiers es un grupo de humoristas musicales es quedarse muy corto. Añadir a esta afirmación que son unos virtuosos de la música sinfónica, todos ellos intérpretes multiinstrumentistas, de altísimo nivel académico, magníficos compositores o directores de orquesta, y con dotes actorales, les hace más justicia. Pero teniendo en cuenta que además de todo ello tienen grandes voces líricas y que ejecutan sus perfectas piezas clásicas con instrumentos que ellos mismos fabrican a partir de objetos de la basura, uno se va haciendo una idea de que estamos ante un grupo único. Y además, te partes el culo.

El origen de este peculiar combo está en la Argentina de los años sesenta. Se conocieron en los tiempos muertos de la vida universitaria, y especialmente en los ensayos del coro del que formaban parte varios de sus componentes. Más concretamente, se puede localizar el germen de Les Luthiers en un festival de coros universitarios que tuvo lugar en Tucumán, en 1965. Uno de los grupos que se presentaron a concurso interpretó con maestría una pieza que originalmente iba a ser llamada 'Cantata Modatón'. El texto de la cantata correspondía al prospecto de un laxante, por lo que finalmente esta pieza sería conocida como 'Cantata Laxatón'. Aquel grupo de jóvenes inquietos y caóticos, al mismo tiempo que intelectuales y academicistas, se presentó ya desde el primer momento con instrumentos no formales, fabricados por ellos mismos. La representación tuvo tanto éxito, que algún rotativo local se hizo eco y pronto fueron contratados para llevarla profesionalmente a los escenarios, con gran éxito de público, durante varios meses consecutivos en una sala de fiestas de Buenos Aires.

Fue en aquel lugar donde los 4 componentes iniciales de Les Luthiers (Gerardo Masana, Carlos López Puccio, Daniel Rabinovich y Jorge Maronna) se dieron cuenta de que podían empezar a tomar en serio sus cuchufletas orquestales, y empezó su escalada hacia la fama. Primero bajo el nombre de I Musicisti (con el espectáculo “I Musicisti y las óperas históricas”, siendo entonces 10 músicos en la banda) y poco a poco como Les Luthiers. Aproximadamente diez años después de su estreno amateur, ya eran un conjunto que giraba por todo el mundo. Actualmente siguen en activo (aunque su formación ha variado ligeramente, como veremos, y es que 40 años no pasan en balde) y continúan fieles a su costumbre de rodar un espectáculo cada dos años. Precisamente hace un mes publicaron un nuevo disco.

El éxito de Les Luthiers yo creo que se debe a la suma de todos sus innegables talentos: su ejecución perfecta, impecable, sólo propia de músicos disciplinados, de conservatorio y ensayo diario; la originalidad de sus instrumentos, algunos tan conocidos como sus propios miembros; su humor nunca chabacano y sin caer en lo zafio y fácil, y para todos los públicos. Sutil, inteligente, que se apoya mayoritariamente en los juegos de palabras, los dobles sentidos y los ensayadísimos gestos e interacción de los músicos en el escenario; su condición de grupo genuino, único, de culto. Que cuida a sus fans y se deja cuidar por ellos; y su capacidad de haber sabido crearse un universo propio, casi un lenguaje personal, repleto de personajes peculiares y extraños, guiños, lugares imaginarios y toda una continuidad dentro de su obra, que hace que crea conveniente dedicarles un glosario particular, como haré más adelante.


1972. Pucho, Maronna, Núñez, Rabinovich, Ernesto Acher,
Gerardo Massana (sentado) y Mundstock


2. Contraindicaciones

Quien no les conozca debe saber que Les Luthiers son un grupo que juega con una imagen de músicos clásicos, con permanente esmóquin y pajarita, en la más pura tradición de los grupos de música de cámara. Y aunque cada uno de ellos tiene formación musical y está especializado en algún instrumento concreto, son capaces de intercambiarse continuamente vientos, cuerdas, teclados, percusión y voces en un mismo espectáculo. Del mismo modo, en su música cabe de todo: sonidos inspirados en la música clásica (Bach o Stravinsky son las influencias que más citan), música tradicional latina (del calypso al tango pasando por el bolero y el cha-cha-cha), ritmos africanos, zarzuelas, rapsodias, melodías de Broadway, muchísimo jazz, foxtrot, flamenco, country, música infantil, música coral, jingles publicitarios, rap... Todo vale en la música de Les Luthiers, y todo es transformado para hacerlo suyo e introducirlo en su particular universo.

Como dice el genial título de uno de sus divertidos espectáculos, Les Luthiers “unen canto con humor”. Además de tocar de maravilla instrumentos informales y cantar a varias voces, hacen reír, son humoristas. Engolan las voces, imitan personajes y hacen onomatopeyas. Actúan, dramatizan, chocan entre ellos, saltan y tropiezan. Pero la imagen, su puesta en escena, es extremadamente minimalista: un escenario vacío, y los músicos en traje delante de sus instrumentos. En solitario, en pareja, trío, cuarteto, quinteto o sexteto. Con los focos coordinados para iluminar a cada uno en el momento preciso. Pero sin decorado, sin atrezzo ni ningún otro elemento. Cuando en la obra participan otros personajes, hay que imaginárselos en el escenario.

Y ya he mencionado un par de veces el background que rodea a Les Luthiers, ese particular universo que sobrevuela su música. Para adentrarnos un poco más en él, así como conocer a sus miembros, sus instrumentos y su obra, les he dedicado un glosario alfabético.


Años ochenta, la formación más clásica: arriba, Daniel Ernesto y Marcos;
abajo, Jorge, Carlos y Pucho.


3. Composición

4 de septiembre: en esta fecha, en el año 1967, comenzó la andadura de Les Luthiers como tales. Después de la larga temporada de I Musicisti con sus “Óperas históricas”, tuvieron un parón y una discusión relacionada con el reparto económico. Como ya he mencionado, y volveré a hacerlo, I Musicisti eran 10 compañeros de la universidad. En esta fecha, y a raíz de aquella discusión, I Musicisti se escindieron, dando origen a lo que serían definitivamente Les Luthiers. Y desde entonces, cada 4 de septiembre viajan desde donde se encuentren a casa de uno de ellos, y celebran el cumpleaños de la banda, con una tarta, velas, regalos y bromas.

Acher, Ernesto: es uno de los miembros más recordados del grupo, aunque no es un Luthier original. Entró a formar parte del grupo sustituyendo al habitual narrador Marcos Mundstock durante un año sabático, en 1971. Pero a su vuelta, decidieron que se quedaba, y fueron 6 miembros hasta que acabó abandonándoles por diferencias creativas, diez años más tarde.
Será recordado sobre todo por esa voz de niño pequeño curioso y molesto en ‘La gallina dijo Eureka’, y por ir ataviado con el instrumento que más le caracterizó, el gom horn da testa.

alambique encantador: uno de los instrumentos informales más recientes de Les Luthiers, utilizado durante su gira "Los Premios Mastropiero" (2005). Se trata de un gran mueble con tres secciones diferentes, que debe ser tocado por tres luthiers al mismo tiempo. Un conglomerado de copas, botellas de colores y luces, vistoso y original.

Antenor: uno de los instrumentos más sofisticados de Les Luthiers era un simpático robotito de latón, Antenor, que mediante un complicado mecanismo artesano se movía por el escenario y hacía unos ruidos metálicos acompasados, así como percusión. Fue creado por Carlos Núñez, y les acompañó durante la gira “Hacen muchas gracias de nada” (1980). Hacia el final de la misma, explotó en plena representación.

Argentina: la patria del grupo se hace notar, más allá del acento. Y las costumbres, los giros, los personajes históricos y reales (no inventados por ellos), nos son conocidos y habituales. Una suerte para los hispanohablantes.

barríltono: uno de los instrumentos más geniales. Se trata de un contrabajo montado sobre un barril hueco, sin base ni tapa y con ruedas, de tal manera que el ejecutante se sitúa dentro del mismo para la ejecución, y lo toca en movimiento por el escenario.


Algunos instrumentos informales: 1. Antenor / 2. Alambique encantador / 3. Jorge Maronna
con el barríltono / 4. Carlos Núñez tocando el bass-pipe a vara /
5. Desafinaducha / 6. Varios yerbatófonos (kazoos) / 7. Narguilófono /
8. Carlos Núñez de nuevo, tocando el ferrocalíope junto a Marcos Mundstock


bass-pipe a vara: uno de los instrumentos más característicos de Les Luthiers durante sus primeros años, y que da nombre a la pieza de obertura (‘Jingle bass-pipe’) del primer espectáculo grabado en imágenes por Les Luthiers, “Mastropiero que nunca” (1979). Se trata de una enorme tuba en forma recta, con cuatro boquillas diferentes de intensidad regulable, al estilo del tradicional trombón de varas. Por su enorme tamaño, iba acoplado a unas ruedas procedentes de un carrito de la compra.

calephone da casa: un instrumento de viento construido a partir de una caldera.

desafinaducha: aparatoso y complicado instrumento de “cuerda percutida”, pero sustituyendo las cuerdas que supuestamente acciona el teclado por un mecanismo acuático, agua de una ducha que se vierte sobre una serie de ruedas y va a parar a una pila. Tanto la desafinaducha como el calephone da casa, el nomeolbídet y el lirodoro fueron construidos para el juego de 'Loas al cuarto de baño'.


Una imagen en directo tocando 'Loas al cuarto de baño'


Domínguez, Hugo: tras la muerte de Iraldi, este experimentado músico y luthier profesional pasó a ser el constructor a sueldo de los extraños instrumentos que utilizan Les Luthiers, siempre ayudado por Carlos Núñez. Además de fabricar alguno de los instrumentos más conocidos del grupo, hace piezas por encargo para otros músicos que emplean instrumentos informales (como Los Macocos o 2saxos2), y tiene una encantadora página web.

ferrocalíope: fascinante piano de cola espacial, utilizado por Carlos Núñez en ‘Fronteras de la ciencia’ para comunicarse con los extraterrestres, dotado de luces de colores, humo y un sonido entre sacro y marciano.

fuera de programa: para entendernos, de esta manera llaman Les Luthiers en sus espectáculos a los bises. Al tener todas las obras el tono de una sesuda y académica ejecución de música clásica, una vez acabado el recital anunciado en el programa de mano el narrador y moderador del acto (Marcos Mundstock) avisaba, invariablemente, en todos sus shows, que a continuación, «fuera de programa», iba a tener lugar alguna pieza extra. Generalmente, un tema conocido, de espectáculos de temporadas anteriores.

gom horn da testa: como su propio nombre (aproximadamente) indica, se trata de un instrumento de viento parecido a la trompeta, pero con un largo tubo de goma como cuerpo, que separa una mitad de la otra, y que por su aparatosidad se apoyaba en la cabeza del intérprete, acoplado a un casco (lo que lo diferencia del gom horn natural).

I Musicisti: como ya se ha contado, los orígenes de Les Luthiers están en un festival de coros universitarios, a mediados de los años sesenta. Entonces no tenían nombre, pero pocas semanas después de aquel festival, para su primera actuación profesional, se hicieron llamar I Musicisti (“los músicos”, en italiano). Originalmente eran 10 miembros. Después de la escisión que tuvo lugar el 4 de septiembre de 1967, Gerardo Masana, Marcos Mundstock, Daniel Rabinovich y Jorge Maronna formaron Les Luthiers, mientras que Jorge Schussheim, Raúl Puig, Guillermo Marín, Daniel Durán y Horacio López continuaron como I Musicisti. Carlos Núñez Cortés inicialmente se quedó con el segundo grupo, pero pronto se marchó con Les Luthiers, pasando a ser uno de los miembros más importantes durante toda su trayectoria.

Iraldi, Carlos: “luthier de Les Luthiers”. Hasta su fallecimiento, Iraldi era el encargado del taller de los imaginativos y fantásticos instrumentos que luego la banda utilizaba en el escenario.

juegos de palabras: una de las características en el humor de Les Luthiers es su ingenio y destreza con el lenguaje a la hora de hacer los gags. Además de jugar al despiste con el público con letras cacofónicas o rimas imposibles, son famosos sus calambures y dobles sentidos en los títulos de su producción, tales como “Mastropiero que nunca” (1979), “Les Luthiers hacen muchas gracias de nada” (1980), “Bromato de Armonio” (1998), “Unen canto con humor” (1999) o “Todo por que rías” (2000).
Además de en los títulos de sus espectáculos, esta constante humorística está presente en la invención de neologismos a la hora de bautizar a sus instrumentos (latín, desafinaducha, lirodoro, etc.) o los curiosos estilos musicales con que definen sus piezas (salmos sectarios, música medio árabe, rapsodia gastronómica, zarzuela náutica, hematopeya, himnovaciones, boleróvolo, verdades hindudables...).
Hay que destacar que Les Luthiers se esfuerzan en no utilizar en su repertorio giros propios del dialecto argentino, para que su castellano sea universal y pueda ser comprendido allá donde vayan de gira.


1989. Mundstock, Maronna, López Puccio,
Núñez y Rabinovich (sentado, abajo).


latín: es el nombre de un instrumento de cuerda que se toca con un arco, y que consta de una caja hueca de hojalata que hace la resonancia, y un mástil en el que se tensan las cuerdas de diferentes materiales y tonalidades. Para entendernos, es un violín artesano, fabricado con lo que parece una lata de magro de cerdo.

lirodoro: otro instrumento manufacturado, en este caso una tapa de WC con cuerdas de lira.

López Manzitti, Gustavo: al ser todos los miembros de Les Luthiers importantes intérpretes, directores de orquesta o sesudos teóricos de la historia de la música, o bien debido a enfermedades o problemas personales, en ocasiones necesitan sustitutos para sus giras. Gustavo Manzitti es un espléndido tenor famoso en Argentina, y un multiintrumentista que conoce al dedillo todo el repertorio de Les Luthiers, permanentemente dispuesto a reemplazarles en sus giras internacionales cuando alguno se encuentre de baja o tenga alguna segunda ocupación ineludible. Un Luthier en el banquillo.

López Puccio, Carlos (Pucho): miembro fundador de Les Luthiers, director de orquesta, director de coro, autor de varias óperas y virtuoso de casi cualquier instrumento que caiga en sus manos, incluso de varios palos en una sola pieza, es desde mi punto de vista el que menos papel protagónico tiene en las actuaciones, casi siempre en segundo plano menos cuando tiene que llevar la batuta interpretativa, cosa que también hace maravillosamente. En cambio, es el que más llama la atención, con su largo pelo rubio (ya blanco) y su aspecto nórdico. Especialista en el violín (y el latín, que viene a ser el violín luthierano), la percusión y en la armónica.

luthier: es una palabra francesa que designa al fabricante y reparador de guitarras e instrumentos de cuerda. Por extensión, y probablemente gracias a Les Luthiers, si sacas música de un objeto convencional, puedes considerarte luthier.

mandocleta: asombroso invento. Una especie de mandolina adosada al asiento de una bicicleta, que es pulsada por un mecanismo al pedalear; al mismo tiempo, un extraño teclado construido en el manillar, y que se toca apretando las manillas de freno.

Maronna, Jorge: otro miembro fundador de Les Luthiers, compositor, guitarrista y alma del grupo junto a Pucho y Carlos Núñez. Especializado en los instrumentos de cuerda como la guitarra española, bajos y contrabajos, sitar, el lirodoro, el barríltono y cualquier objeto hueco con cuerdas tensadas. En aquellos psicodélicos comienzos sesenteros de la banda, Jorge llevaba el pelo largo, casi afro, y un permanente bigotón, y llevaba la voz cantante en algunas de las piezas más conocidas de toda su discografía, como la del trovador de ‘El rey enamorado’ o el instigador del juego de ‘La payada de la vaca’. Es reconocible por ser el que pronuncia las "s" con mayor ceceo, y por ser el único afeitado en los últimos espectáculos.

Masana, Gerardo (El Flaco): hasta su temprano fallecimiento en 1973, Gerardo Masana fue el ideólogo y principal impulsor de la aventura de I Musicisti y posteriormente Les Luthiers. Principal compositor de sus primeras partituras musicales, y creador de los primitivos instrumentos. La leucemia acabó con su vida a los 37 años, y por ello no aparece en sus vídeos más célebres, y sólo puede descubrírsele en las primerizos LPs. Aunque no estuviese presente en el momento de alcanzar la fama, no hay que olvidar que Les Luthiers existen gracias a él.

Mastropiero, Johan Sebastian: toda la obra de Les Luthiers, desde sus comienzos hasta sus más recientes aportaciones, está compuesta por el incombustible músico Johan Sebastian Mastropiero. Generalmente, cada pieza está introducida por un texto narrado por Marcos Mundstock, que presenta la misma en tono neutro, y nos introduce un nuevo dato acerca de la agitada vida de Mastropiero. Su música regia de encargo, sus composiciones para publicidad, para los niños más pequeños o películas mudas, y su larga vida salpicada de anécdotas, momentos memorables y flirteo con importantes miembros de la alta sociedad, la nobleza y el espectáculo, son por supuesto fruto de la imaginación de Les Luthiers. Es nada más, pero también nada menos, que el personaje central de toda su producción. Una licencia y un hilo conductor omnipresente.

Pulsa para ampliar
Dibujo realizado por José Manuel Machado.


müller: Klaus Müller era el seudónimo que tomaba Johan Sebastian Mastropiero en su visita al zar de Rusia, en la obra 'El zar y un puñado de aristócratas'. Esta pieza operística empieza con un largo prólogo de Marcos Mundstock, que aprovechaban el resto de músicos para descansar en bambalinas, sabiendo que tenían que entrar a escena en el momento en que mencionaba dicho nombre. Desde ese momento, a la palabra clave, la coletilla que deben aprenderse como regla mnemotécnica, y que da paso a una intervención, la llaman müller.

Mundstock, Marcos (Pelado): calvo y con barba, Marcos Mundstock no es un Luthier. No construye ni toca instrumentos. Y sin embargo, es una pieza clave e imprescindible en sus espectáculos. Se trata del hilo conductor, el narrador de las historias, el locutor que introduce y presenta las actuaciones, explicando lo que se va a ver y situando históricamente la pieza musical en el contexto de la vida de Mastropiero. Maestro de ceremonias serio y flemático casi siempre, aunque a menudo pierde los papeles (figuradamente, y también de forma literal, ya que con el guión que lee en cada presentación, dentro de su carpeta roja, puede pasar cualquier cosa) o interviene activamente en las actuaciones. De inconfundible y poderosa voz (fue locutor de radio y redactor publicitario durante mucho tiempo), también canta y actúa en momentos puntuales, llevando el peso protagónico en bastantes obras.

narguilófono: otro instrumento informal memorable, que despide agudos pitidos modulables, construido a partir de una shisha o pipa árabe... encendida, con humo y sustancia.

nomeolbídet: el cuerpo de un bidet y el mástil hecho de tuberías, apoyados en un atril, forman una especie de chiflado contrabajo de sonido metálico y misterioso.

Núñez Cortés, Carlos (Loco): probablemente, el alma de Les Luthiers. Él es quien más ha hecho, con su perseverancia, por mantener viva la leyenda del grupo. El más pendiente de la prensa y del público, quizá sea el pilar fundamental, el alma del conjunto. Genio virtuoso del piano (base musical de muchas piezas) aunque también sea habitual verlo con instrumentos de viento o percusión. Generalmente representa el rol más serio en el escenario, si bien su vis cómica también está presente, especialmente cuando se trata de caerse, retorcer su cuerpo o demostrar su agilidad.

palabros: otro ejemplo de esa máxima luthierana del humor basado en los dobles sentidos y en los juegos de palabras. En sus espectáculos, a menudo utilizan palabras inventadas, ligeramente cambiadas o dotadas de un significado diferente al verdadero. Casi un diccionario propio de palabras inventadas. Por ejemplo, para LL, los musulmanes más radicales son "muy sulmanes"; los que sin embargo cumplen los mandamientos de Mahoma a medias, son "ma-o-menos". Un glosario completo de luthierías se puede consultar aquí.
Además, en cierta ocasión Les Luthiers confeccionaron por encargo un diccionario de palabras relacionadas con la música. Una con cada letra del abecedario. Se puede leer aquí.

Rabinovich, Daniel (Neneco): es el elemento más cómico y simpático del conjunto. Habitual a la percusión, pero como el resto también dotado para los instrumentos de cuerda o de viento, pero más que musicalmente destaca por sus payasadas, sus disparates, sus torpezas y su cercanía con el público. De perenne sonrisa, inocente y bonachón, le convierten en el miembro más carismático.

tubófono parafínico cromático: viene a ser una flauta de pan artesana, construida utilizando de 31 tubos de ensayo rellenos de silicona a diferentes alturas. Se sopla por los tubos, dando cada uno una entonación diferente, o bien se sopla varios a la vez o formando escalas.


En orden común de lectura: Jorge Maronna tocando el nomeolbídet; Mundstock con su eterna carpeta
roja; Núñez Cortés al lirodoro; López Puccio con el latín; Rabinovich con el calephone da casa.


Turano, Horacio (Tato): pianista, cantante, saxofonista, amante del jazz, arreglista y compositor, se trata del otro músico sustituto puntual de cualquiera de los miembros de Les Luthiers. La incorporación más reciente, desde mediados de 2000. Es innegable el talento de estos músicos de apoyo, capaces de sustituir al genio de Carlos Núñez al piano, López Puccio al latín, las personales introducciones habladas de Marcos Mundstock, la guitarra de Jorge Maronna o la simpatía de Daniel Rabinovich.

univocálicos: no estoy seguro de que este término exista. Me quiero referir con él a una constante oculta en el repertorio de Les Luthiers: a lo largo de su trayectoria, en cinco discos diferentes, grabaron 5 canciones instrumentales cuyo título (en inglés) contiene una sola vocal. Una muestra más de su genialidad y su originalidad:
- Con la letra “a”, un rag: 'Papa Garland had a hat and a jazz band and a mat and a black fat car';
- con la “e”, un ten step: 'Pepper Clemens sent the messenger: nevertheless the reverend left the herd)';
- con la “i”, un shimmy shimmy: 'Miss Lilly Higgins sings shimmy in Mississippi’s spring';
- con la “o”, un foxtrot: 'Doctor Bob Gordon shops hot dogs from Boston';
- y con la “u”, un “blus”: 'Truthful Lulu pulls thru zulus'.

vídeo vs. audio: los discos de LL son en su gran mayoría (principalmente, desde finales de los setenta) grabaciones en directo de sus espectáculos. No son una banda de estudio al uso. Y hay que tener en cuenta que sus actuaciones están llenas de mímica, gestos, interacción corporal, miradas y silencios, imprescindibles para entender muchas de sus historias y chistes. Algunos discos están publicados con largos minutos de silencios salpicados de risas, y momentos incomprensibles. Definitivamente, puedo decir que es necesario verles, en directo o en DVD, para admirarles. Los discos de Les Luthiers son sólo un 60% geniales.

yerbatófono d'amore: el cazú (o kazoo) es esa especie de trompetilla de cuchufleta que se usa en las chirigotas, y que se toca soplando y modulando la voz al mismo tiempo para darle entonación. Carlos Núñez inventó su propia versión, un instrumento que lo imita perfectamente, a partir de unas pequeñas bolsas de barro que se usan para preparar mate. Al ser un instrumento que se toca sin manos, lo utilizan a menudo en los temas más desenfadados como sustituto de la voz.

Zappa & The Mothers of Invention: esta es una licencia mía, un invento, evidentemente. Como gran aficionado a la música y la vida de Frank Zappa, me ha sorprendido encontrar algunas similitudes entre su grupo, The Mothers of Invention, y estos Les Luthiers. Algunas más evidentes y otras más cogidas con alfileres. De hecho, la primera vez que vi a LL encima de un escenario, con esas pintas, esa compenetración, ese altísimo nivel interpretativo y ese sentido del humor, me vino a la cabeza la imagen de la banda de Zappa. Me da la sensación de que ambos sonidos no provienen de mundos demasiado lejanos. Al menos, estoy casi seguro de que la música que hacen unos les gusta o les gustaría a los otros. Aunque no pongo en duda que pueda deberse a la paranoia propia del fan, pero voy a tratar de explicarlo. Antepóngase en todos los casos el universal “salvando las distancias”:
Para empezar, la trayectoria de ambas bandas es paralela en el tiempo (Zappa nació en 1940, y su primer disco oficial data de 1966). En aquella época pre-hippy, a mediados de los años sesenta, los músicos lucían greñas, ropas raídas y ajustadas, bigotes enormes y barbas de pedigüeño. Zappa & The Mothers cumplen todos los tópicos: feos, desgarbados, freaks, y además orgullosamente defensores de esa condición, enfrentados en una lucha imaginaria con la gente guapa, la “gente de plástico”; Les Luthiers, les guste a ellos o no, en sus primeras apariciones recuerdan por su aspecto enteramente a una banda que podría haber actuado en Woodstock, de no ser por su eterno esmóquin y pajarita, seña de identidad y recordatorio de su origen académico.
Además, está el permanente tono sarcástico, irónico y humorístico sin resultar hiriente ni zafio, constante también en el caso de Zappa.
El caos sonoro y la experimentación sin tapujos, sin prejuicios, desde la música de Stravinsky y otros clásicos del siglo XIX y XX, pasando por la música de raíces (en cada caso, de sus propios orígenes geográficos), la pasión por el jazz, por la fusión, por la armonía y por la melodía.
También llama la atención la disciplina del ensayo constante, como un equipo que trabaja a sueldo, algo que ya se ha perdido totalmente en la rutina de los grupos modernos, que se juntan exclusivamente para grabar sus discos y ensayan sólo para las giras.
Por supuesto, la dificultad en la ejecución de cada pieza. Hay grupos en la historia de la música cuya virtud ha sido fabricar canciones pegadizas, melodías fáciles y sencillas, que cualquiera puede versionar. La música de Les Luthiers es compleja, elaborada y va al límite, a buscar las vueltas sin quedarse en lo más fácil. Como la de Zappa... y en realidad, la de muchos grandes compositores de música clásica y grupos de los años sesenta y setenta, cuando en la música entraba el elemento del virtuosismo, de la pasión por la experimentación, el jugueteo con los instrumentos y la virguería sobre el pentagrama.
Y otro paralelismo que quiero encontrar está en la elaboración de ese complejo entramado de personajes. La genialidad de crear un universo propio (éste que estamos glosando) y hacer que los personajes que se mencionaban en un disco de los años sesenta vuelva a aparecer en un tema de los 90, en otro contexto diferente, dotanto a sus textos de eso que se conoce como “claves de continuidad conceptual”. Donde Les Luthiers tienen a Johan Sebastian Mastropiero, a Manuel Darío, a Warren Sánchez, a Kathy la reina del saloon, a Lazy Daisy, el asesino misterioso o el rey enamorado, Zappa tenía a the Thing-Fish, el Central Scrutinizer, Uncle Meat, las Baby Snakes, la princesa judía, el perro Fido, el tiburón amarillo o el gigante cachorro Frunobulax.


Les Luthiers of Invention, 1979


4. Posología

Desde 1966, cuando compusieron su primera obra (para el teatro de Buenos Aires que les tuvo en nómina tras su éxito en el festival de coros) y hasta este preciso momento, en el que están de gira y acaban de pasar por España, Les Luthiers han presentado un espectáculo nuevo cada año, o cada dos años. En los años setenta ofrecían un recital anual, generalmente en el Teatro La Salle de Buenos Aires, que se prolongaba durante el tiempo que reclamara la audiencia.

Con "Mastropiero que nunca", de 1977, y ya fallecido el alma mater del grupo Gerardo Masana, la fama golpeó a Les Luthiers y sus espectáculos pasaron a durar dos años en cartel, así como a representarse fuera de Buenos Aires e incluso fuera de Argentina.

Hay mucho material que aún no ha sido distribuido, y sólo quizá algún día lo sea. Quedó para los afortunados asistentes a los teatros. La producción de Les Luthiers disponible en tiendas es la siguiente:

Audio:

"Sonamos pese a todo" (1971)
"Cantata laxatón" (1972)
"Les Luthiers volumen 3" (1973)
"Les Luthiers volumen 4" (1976)
"Mastropiero que nunca" (1979)
"Les Luthiers hacen muchas gracias de nada" (1980)
"Les Luthiers volumen 7" (1983)
"Cardoso en Gulevandia" (1991)

Video (por orden de publicación; todos en DVD):
Programa de mano de 'Bromato de Armonio', 1996
"Mastropiero que nunca" (1979)
"Les Luthiers hacen muchas gracias de nada" (1980)
"Grandes hitos" (1995)
"Bromato de Armonio" (1998)
"Les Luthiers unen canto con humor" (1999)
"Humor dulce hogar" (1986)
"Viegésimo aniversario" (1989)
"Todo por que rías" (2000)
"El grosso concerto" (2001)
"Viejos fracasos" (1977)

Libros (sobre o de LL):

"Les Luthiers de la L a la S" (Daniel Samper Pizano, 1991)
"Cantando bajo la ducha (Quince lecciones para alcanzar el sueño de ser músico)" (Daniel Samper Pizano y Jorge Maronna, 1994)
"Carlos Iraldi, Luthier de sonidos" (Lucía Maranca, 1997)
"Cien caracoles argentinos" (Carlos Núñez Cortés y Tito Narosky, 1997)
"Confesiones de un espermatozoide" (Daniel Samper Pizano y Jorge Maronna, 1997)
"El sexo puesto" (Daniel Samper Pizano y Jorge Maronna, 1997)
"De tripas corazón" (Una novela berracamente espiritual)" (Daniel Samper Pizano y Jorge Maronna, 1999)
"El tonto emocional (Un novelón para espíritus selectos)" (Daniel Samper Pizano y Jorge Maronna, 1999)
"Copyright (Plagios literarios y poder político al desnudo)" (Jorge Maronna y Luis María Pescetti, 2001)
"Cuentos en serio" (Daniel Rabinovich, 2003)
"El silencio del final (Nuevos cuentos en serio)" (Daniel Rabinovich, 2004)
"Gerardo Masana y la fundación de Les Luthiers" (Sebastián Masana, 2004)

WWW:

Hay un lugar en Inet donde hay mucho más sobre Les Luthiers de lo que quisieras saber: lesluthiers.org. De ahí he sacado mucha de la información y todas las imágenes. Aparte de ofrecer datos y anécdotas hasta la extenuación, tienen un gran archivo con fragmentos de audio y video. Si os interesa el universo Luthier, haced el favor de pasaros por allí y encontraréis toneladas de información del grupo, de cada uno de sus miembros, de los instrumentos que utilizan todo lo relacionado con ellos.
De cada 10 personas que miran televisión, cinco son la mitad

Pesadillas (II)


Señoras y señores, aquí tenemos al artista del cine de terror clásico, Daniel Horne:


"The Creech"



"The war of the worlds"


© Daniel Horne.

Enlaces no patrocinados:












'A lo único que tenemos que temer es al miedo por sí mismo', Franklin Delano Roosevelt