Lunes, Mayo 11, 2015

"Jack el caza gigantes" (Bryan Singer, 2013)

Me remonto a las Navidades pasadas (y ya mayea), porque me ha venido a la cabeza esta peli que echaron en el Plus a principio de año, una de las pocas ocasiones en que coincide que me siento a los mandos del sofá para pillar una entera y le saco utilidad al dichoso decodificador... Mira que no me doy de baja por seguir la NBA, y me saldría más barato viajar a ver los partidos a pie de cancha. Como sea, empecé viendo esta revisión del clásico del folclor literario norteamericano "Jack y las habichuelas mágicas", uno de los menos explotados en el audiovisual, tal vez por el rollo de los efectos especiales. Estos, en manos del curtido Bryan Singer, parecen pan comido y el ejército de feísimos, repugnantes gigantes (incluído, como en el cuento original, un maravilloso bicéfalo, que es una de mis bestias favoritas de todo el bestiario y tampoco se vé mucho) es asombroso y verosímil, y el tallo gigante parece oler, y las cabriolas y los sonidos de la guerra, y todo, es tremendo y absorbente. Ewan McGregor está fantástico haciendo de inocente pero bizarro chavalín ya con canas en los huevos, y la adaptación es una verdadera maravilla. Sólo el hecho de no haber adaptado esto a una trilogía de nueve horas para la fauna bakala de multisalas de extrarradio, explica que esto no haya pasado a la historia como la cinta de aventuras más entretenida y redonda de lo que va de siglo, muy superior a la media de esa colección de fábulas clásicas cicladas que se estrenan cada dos por tres.

Walang komento:

Mag-post ng isang Komento