Martes, Oktubre 16, 2012

HeavySaurios - HeavySaurios (2012)

El otro día descubrí a HeavySaurios, y el pelo se me puso blanco. Me volví completamente loco. Algo hizo clic dentro de mi cabezota podrida. El sueño de mi vida sería tocar en los HeavySaurios. El theremín jurásico, a ser posible.

HeavySaurios lo tienen todo. Son un grupo para niños, que le cantan al chicle, a las momias, los barcos vikingos o los dragones. Sus letras son más o menos educativas, o al menos indudablemente recomendables por cualquier maestro que se vista por los pies. Por ejemplo, en Quiero leche le cantan a las bondades de esta secreción de la ubre. En Glotón explican los peligros de la gula y el sobrepeso. Hoy es mi cumpleaños es una alegre exaltación de la amistad. Y en Policía rezongón le dejan claro a los niños que algunos maderos son unos vagos zampadonuts y unos violentos, como los de Springfield. Las letras de HeavySaurios son absolutamente increíbles, y la música es poderosa y vertiginosa como la de Gigatrón, o más. Los HeavySaurios, como su propio nombre indica, hacen heavy-metal. Con triple bombo, falsetes, su balada jebi a mitad del disco para ondear el mechero y todo, todo el tinglado al completo. El más clásico y ramplante power-hair-metal ochentero de toda la vida, para bailar con la cabeza desencajada y haciendo los cuernecitos. Y como su nombre indica también, sus miembros no son seres humanos, sino dinosaurios personificados que se desgañitan, posan, se enfadan y llevan chupas de cuero. Su historia la encontramos en su web oficial:
Hace 65 millones de años, un gran meteorito se estrelló contra el planeta Tierra, destruyendo a los dinosaurios y casi... extinguiéndolos. En medio de esta tragedia ocasionada por el Big Bang, cinco huevos púrpura gigantes, fueron escondidos en el corazón de la Montaña de los Hechiceros para ser protegidos.
Cierta noche tormentosa de 2012, un grupo de brujas se volvió a encontrar en la misma Montaña, para realizar sus conjuros. Las nubes se volvieron más negras, comenzó a tronar, y a diluviar intensamente. El cielo se abrió en dos y un furioso rayo cayó sobre una piedra, convirtiéndola en cenizas y dejando al descubierto un misterioso resplandor. Las brujas, al remover la tierra, liberaron los 5 huevos metálicos púrpura y comenzaron una loca sesión de espiritismo, durante la cual, los huevos comenzaron a resquebrajarse y a estallar, hasta que se abrieron explosivamente.
Algo realmente mágico y extraño surgió de ellos: 5 dinosaurios Jurásicos, amantes del Heavy Metal, jamás antes vistos. Les fueron designados los siguientes nombres: MILLI PILLI, MUFFI-PUFFI, RIFFI-RAFFI, KOMPPI MOMPPI y MR. HEAVYSAURIO, quién se convirtió en su líder. Nacía así la leyenda de esta banda, compuesta por dinosaurios y una nueva era de Heavy Metal Jurásico, había comenzado...

En YouTube se pueden encontrar videos de la banda, por ejemplo, actuando en directo ante un puñado de bebés que, aunque apenas se tienen en pie, dominan el headbanger y flipan cantidubi. Y entrevistas, y un videoclip oficial, etc. Yo ya hace tiempo que les sigo en Twitter y en Facebook, y en Tuenti deben estar arrasando. Otra cosa que me parece deslumbrante de HeavySaurios es que en realidad son una franquicia, la versión argentina de una banda finlandesa (por supuesto, el único rincón del mundo que se toma en serio a los Lordi) llamada HeviSaurus, cuyos componentes son los mismos, con los mismos nombres y las mismas letras de canciones adaptadas. Allí lo llevan petando desde hace 65 millones de años 2009, y ahora han dado el paso siguiente, clonándose y traduciendo sus mensajes al platense. Me parece alucinante, mágico, que exista un grupo como HeavySaurios, este cruce entre Gwar y Mägo de Oz para (aún más) críos, ya sea su historia cierta o no (sospecho que debajo de esos trajes haya personas de carne y hueso haciendo playback, o quizá no), y les deseo toda la suerte del universo.

Walang komento:

Mag-post ng isang Komento