Lunes, Marso 23, 2015

"Alexander and the terrible, horrible, no good, very bad day" (Miguel Arteta, 2012)

Desde el 1 de enero de este año he iniciado un profundo proceso de implosión zen, que acredito tomando notas de mi actividad redentora en una agendita marrón que se cierra con una goma, y donde apunto también películas que veo, eventos a que asisto y libros que leo (cosas de trastornado compulsivo). Ahora que, tres meses después, me he decidido a retomar este blog revisando algunos de esos productos que tengo anotados en la agenda, me alegra también comprobar que estoy cumpliendo mis propósitos de año nuevo con rigor de apóstol, al tiempo que compruebo que he visto y leído un montón de cosas que he olvidado completamente; como si un duende me actualizara la agenda cuando no estoy. Me suena remotamente que vi esta película por inercia, al ver que salía en la portada la cara de mi admiradísimo Steve Carrell, pero que era una película para niños bastante necia.

Walang komento:

Mag-post ng isang Komento