Huwebes, Agosto 21, 2014

Los 80: drogas, sida y punk en Euskal Herria (ETB, 2008)

Buscando videos sobre el brote y ocaso del punk en distintas latitudes (me encantan), anoche a altas horas me enganché a este doc que pertenece a un programa de la ETB llamado La caja negra, presentado por Iñaki López (simpático malasañero de origen vizcaíno, y presentador de Fachitas, progres y viceversa La Sexta noche), que ahonda en la problemática de la heroína durante los ochenta en el País Vasco, esa plaga que practicamente acabó con toda una generación a la izquierda del Nervión. A través de entrevistas a algunos supervivientes (miembros de Potato, MCD, Vómito Social, un fanzinero y autor de un documental sobre el RRV, un ex-toxicómano y seropositivo y la madre y hermana de otras dos víctimas, entre otros activistas) y fantásticas imágenes de archivo de los movimientos sociales, conciertos y gente picándose, esta impactante historia de menos de una hora repasa uno de los movimientos musicales más importantes de la historia reciente de España. Igual que dice uno de los entrevistados, la Movida Madrileña fue una mierdecilla para pijos, y no se valora lo suficiente la influencia de todas esas malogradas bandas del norte de España que comenzaron a imitar a las bandas francesas y británicas, y a evadirse del hastío y la problemática laboral haciendo música sin tener ni puñetera idea de lo que hacían. Al ser una pieza de la ETB, atraviesa sin miedo todas las aristas del asunto. Se hace alusión, por supuesto, a la estrecha relación entre la droga y el punk, y el abuso de heroína tanto por parte de los artistas como de los aficionados; y cómo la diversión inocua y el intercambio de jeringuillas se transformó en una enfermedad extraña, desconocida y mortal. Pero también se habla de política, y la mayoría de implicados lamentan que Herri Batasuna y la izquierda abertzale se apropiasen del RRV, del que al principio renegaban (al tratarse al fin y al cabo la adopción de una cultura imperialista extranjerizante); se habla sin demasiados tapujos de la teoría de la conspiración, que defiende que la heroína fue distribuida con demasiada alegría en Euskadi, para adormecer y reducir a la juventud. Si bien no está probado que tipos tan oscuros y miserables como el General Galindo estuvieran implicados en la probable inserción de la droga en la sociedad vasca, sí que se acusa abiertamente al gobierno autonómico de no ponerle freno a su distribución y erradicación, en una época en la que el caballo estaba afectando en EH a más del triple de personas que en el resto del Estado. Tampoco se olvidan de mencionar a ETA, en aquellos convulsos años en los que la lucha armada se centró en algunos narcotraficantes. Hay quien aún piensa que precisamente para defender a la juventud de la droja ante la inoperancia institucional, pero casi todo apunta a que ETA estaba haciendo un negocio estupendo de todo aquello. Entre videos y temas históricos del rock español, declaraciones punzantes e imágenes de la kale borroka y la decadencia humana, este paseo resulta interesantísimo y revelador. Y es obvio que nos cambian las drogas, pero la historia sigue siendo la misma.

2 komento:

  1. .Como puedes decir tan solemne desproposito. ETA nunca hizo negocio, el mas minimo y menos con las drogas, sinverguenza. Quien nos la metio y nos mato casi a una generacion entera e hicieron la vista gorda desde el estado y al negociete que tambien obviaron desde el estado y la Guardia Civil de los cojones. Dame solo una pueba de que lo que dices es cierto, pero no puedes. Yo te puedo dar y lo sabes un monton de pruebas contrastadas y reconocidas oficialmente de lo que yo te digo. Asi que deja de mentir e intoxicar. YA ESTA BIEN!

    TumugonBurahin