Linggo, Agosto 28, 2016

"Nadie está a salvo de Sam" (Spike Lee, 1999)


No recuerdo cuándo fue la última vez que vi una película emitida por algún canal de televisión; con la excepción de algunas joyas que ponen en la 2 entre semana. No es ya por la publicidad ni la versión original (esto último ya no es problema con la tdt, salvo cuando solo admite la pista de subtítulos para sordos o doblaje para ciegos, que es una cosa muy surrealista), eso ha estado siempre, y bueno, durante los anuncios de mierda desconectas, miras a ver qué dan en otros canales o te haces seis cafés... Hasta hace poco, a pesar de lo ridículo que suena, me gustaba ver la película que echara la 1 o Telemadrid los sábados y domingos por la tarde. Pero desde hace bastante tiempo, me he dado cuenta esta tarde, ni siquiera miro a ver qué ponen, porque en TVE les ha dado desde hace mucho por emitir solo extrañísimos dramas escandinavos (me gustaría saber la explicación, no sé si alguien ha hablado de esto), y en los otros canales ponen mierda muy indecente, o directamente corridas de toros o algo peor. Lo estaba pensando esta tarde, que estaba viendo "S.O.S." y a mitad de película he tenido la necesidad de mirar a ver qué estaban haciendo en la sobremesa cinematográfica las cadenas tradicionales; y efectivamente, un horror. Me parece una soberana idiotez mirar la película de la tele, teniendo emules, utorrents, netflix, DVD, youtube, etc., pero aún así a estas horas de la tarde, sobre todo los domingos, tenía costumbre de dejarme llevar por la tele tradicional. Era mi último enlace con ella. Y hoy me he dado cuenta de que se ha perdido para siempre. En fin.
Me acordé en algún momento de la semana de esta película, y de que nunca la había terminado de ver. Hace unos doce años, quedé con un amigo en su casa para verla, la alquilamos, nos estaba encantando, y de pronto el DVD falló, algo hizo crack y nos quedamos con las ganas. Y hasta hoy no la había terminado de ver. Me ha vuelto a gustar muchísimo la ambientación, y que Spike Lee utilice tan bien los asesinatos seriales, en realidad, como una excusa para delinear los perfiles de los habitantes de un Brooklyn tan jodido como el de aquella época. Inevitablemente, la película no deja de recordar a Scorsese, con tanto italoamericano, tanto diálogo callejero, tanto sexo, tanta música (extraordinaria) de la época fuera de contexto durante las escenas de violencia brutal y tanto plano de más de 5 minutos. Es cine de Scorsese hecho por Spike Lee, y su retrato coral de esos transeúntes gritones es fantástico. No se atreve a ir tan lejos con la violencia, ni con las escenas de drogadicción (algunas rozan el ridículo, de hecho), ni siquiera en las escenas de sexo es tan explícito y juguetón como Scorsese, De Palma o Abel Ferrara, pero les aprieta el terreno. Y todo está lleno de chicos italianos, como John Leguizamo, Ben Gazzara, Michael Rispoli, Anthony LaPaglia... y hasta la voz del perro negro cuando le dicta los asesinatos se la pone... ¡John Turturro! La trama de Adrien Brody es muy simpática, cómo su transformación en punk mosquea a los guidos de sus colegas, y es un poco de moda punk en Galerías cómo aprovecha para llevarnos al CBGB's de la época, pero en realidad mola mucho. Tiene por tanto un toque de "Tintín en el Nueva York italo de los 70's", pero a mí me gusta que el cine tenga eso, si lo que cuenta es interesante.

Walang komento:

Mag-post ng isang Komento