Martes, Nobyembre 18, 2014

"Rewind this!" (Josh Johnson, 2013)

La semana pasada, en uno de los pocos momentos de absoluto relax contemplativo que tuve, me apoltroné con una manta y un gato a cada lado a ver este maravilloso documental reciente, que corro ahora a recomendar a todo el mundo con muchísima fuerza. Una auténtica obra maestra, en esta película se da voz a docenas de coleccionistas compulsivos, cineastas de culto, vendedores de segunda mano, cartelistas de cine doméstico, fabricantes y todo tipo de infraseres con barba aficionados al VHS, ese objeto en auge que dejó de fabricarse hace una década. Un repaso que parte de un puñado de cazadores extremos de cintas raras en mercados de pulgas y ventas de garage, para hacer un estudio exhaustivo y completísimo alrededor de filias, fetiches, curiosidades, huevos de Pascua, misterios de la distribución y la fabricación, las cintas más fáciles y difíciles de encontrar en el mercado de la trigésimo segunda mano, etc. También conocemos a responsables de proyecciones festivas de VHS en festivales bizarros que están surgiendo por todo el mundo (el espíritu de El Alamo Drafthouse sobrevuela varios momentos del docu), se entrevista a maestros del casetexploitation como Frank Henenlotter, Lloyd Kaufman, Cassandra Peterson (Elvira) o Charles Band y a "directores" irredentos que se centraron en el rodaje magnético como J.R. Bookwalter, Chris Stompolos (un videoaficcionado que "suecó" entera, en su casa, "Indiana Jones en busca del Arca perdida") o el increíble outsider David "The Rock" Nelson (que sigue haciendo pelis de monstruos con muñecos en VHS a día de hoy). Cintas de gimnasia doméstica bizarra, documentos absurdos como "Heavy metal parking lot" (1987) y películas amateur que los freaks intercambiaban por correo en la época ("Tales from the quadead zone" (1987), "Sledgehammer" (1983), "Black devil doll from Hell" (1984), "Blood cult" (1985), "Dead next door" (1989), el especial navideño que originó South Park en 1992, "Wicked games" (1994)... he visto casi todas, qué pena doy) o la existencia de héroes como los responsables de Something Weird Video, son otros de los fenómenos que se revisan y analizan. El viaje, entretenidísimo y fascinante, termina haciendo acuse de la existencia de los video-mixtapes de Youtube (que tanto me gustan y que tienen su propia etiqueta en este mismo blog) y descerrajando frases lapidarias y hermosísimas sobre esto tan bonito y underground. En definitiva, un repaso mesmerizante y que ya hacía falta de una vez, que ha entrado directo en mi top faif de documentales favoritos.

Walang komento:

Mag-post ng isang Komento