Lunes, Abril 21, 2014

Tin Cup Serenade - "Tin Cup Serenade" (2007) / "Tragic songs of hope" (2013)

No soy muy fan del smooth jazz, del jazz vocal adulto, remilgado, melifluo y de ascensor. Si algún día me cruzo por la calle con Kenny G o Michael Bublé les voy a dar de collejas y después saldré corriendo; a Billy Holiday o Chet Baker les aguanto diez minutos; soy más fan del A todo jazz de Cifu que del sofrónico Área reservada, no sé si me explico. Y sin embargo, algo tienen Tin Cup Serenade que me han atrapado y no he parado de escuchar sus dos discos desde que los descubrí navegando a la deriva por Bandcamp. Será la voz de su líder, Rolf Wilkinson, o será el comedido uso de los vientos y la percusión exótica. Son una banda de Oakland que sin duda recibe ese tipo de influencias (jazz para ir a escuchar en directo con tu pareja al Pasapoga mientras tomáis un julepe de menta y charláis sobre el clima), y su sonido es sofisticado y relajado, pero también han sabido meter en la coctelera altas dosis de americana (Sunny Oakland day), blues rural (Yaya blues), jazz manouche a lo Reinhardt (Lament for Javanette), Nueva Orleans (Aunt's Hagar's Blues), neoswing (All I can do is cry) o ritmos caribeños (Limbo jazz, Manitoba, Fragments of you o el curiosísimo calypso-rap reivindicativo Money is king). Todo bastante cool y tranquilito, para media tarde.

Walang komento:

Mag-post ng isang Komento