sábado, 30 de julio de 2005

Posters

Me he pasado una hora de lo más tonta haciendo esto...

La legión bloguera te necesita, muchacho/a La teoría más inconexa y desconocida de Albert Einstein


Haz caso a lo que dice el burgués Se busca a este desgraciado

(Los banners están hechos en glassgiant.com y hetemeel.com, si bien yo me he limitado a copiar la idea de Monkeys For Helping).


...cuando yo lo que en realidad quería hacer era esto (porque lo prometido es deuda):

The crazy gray-eyed dishes joins the giant long-armed iron creature from outer space to attack the Earth


(En este caso, la herramienta utilizada está en Minijuegos.com, es muy chula y es un vicio. Le dije a Alex Werden que le haría uno).

Que paséis buena tarde.


El marcianito pide colaboraciónActualización:
Álex Werden propone en los comments hacer extensiva la postermanía, de forma que si alguien lee esto y está interesado en el jueguecito de crear carteles, que se anime a hacer uno sobre Frunobuland (ahora me toca a mí) y colgarlo en su web solicitando la participación del siguiente interesado. O algo parecido. Es decir, crear una nueva cadena entre blogs. No sé si pasará de aquí, pero la propuesta hecha está.

Recuerdo el enlace: Minijuegos.com.

Una vez terminado el póster, para poder conservarlo, hay que mandarlo por e-mail al destinatario, o hacer un pantallazo y pegarlo en un programa de dibujo para así poder convertirlo en un archivo de imagen. ¿Alguien se anima?

Hombliguismo a bombo y platillo

miércoles, 27 de julio de 2005

80 millones de blogs

José Viruete escribió un bonito y divertido artículo el pasado 1 de julio, a su manera, sobre mitología popular, y concretamente sobre algunos íconos que él considera “quemados”, ya sea porque que le saturan personalmente o porque a nivel social se les ha dado una publicidad insoportable. Está muy bien. Tanto la página como el blog de Viruete me gustan, y los leo a menudo.

Ciento setenta y tantas personas, con o sin blog, dejan un comentario allí, opinando sobre el artículo.

(Yo me he levantado esta mañana a las siete. He desayunado unos quelos y dos cucharadas de cola-cao con pepinillos. Me he duchado enjabonándome de abajo a arriba, poniéndome champú en todas las partes del cuerpo con vello, y vistiéndome antes de estar seco del todo, como siempre. Manías. Me he peinado a raya y me he vestido, elegante y como si fuese un ejecutivo emprendedor y con futuro, pero sin chaqueta ni corbata).

El Dr. Zito también se hace eco del artículo de Viru, y es por él por quien me lo he leído y me he animado a escribir esto. Le iba a dejar un comentario a él, que me transmite más afinidad y confianza para hacerlo, pero me estaba quedando muy largo, así que lo he cortado y pegado aquí, que tengo más sitio y pongo aproximadamente aquello que se me pone en los cojones, limitado y moderado únicamente por mis ganas y, a veces, el “temor” o, mejor dicho, la vergüenza por la repercusión que pueda tener lo que escriba, según quiénes o cuántas personas lo peudan leer; es decir, cohibido un poco, sólo un poquito, por el “qué dirán”.

(La verdad es que justo en este momento ya debería estar entrando en la oficina, pero llevo varios días llegando el primero, y anoche me acosté tarde y estoy remolón. Además, ayer le dije a mi jefe que llegaría un poco tarde porque tenía que ir al banco a cobrar una cosa, y es verdad. Claro que él no sabe que todavía estoy aquí sentado en el ordenador de la casa de mis padres, y todavía con el pijama fucsia de verano. Sólo la parte de abajo).

En respuesta a lo que dice Viru respecto al epígrafe de "Los Blogs" como una de las cosas más "quemadas", yo quiero decir que si hay una cosa que está quemada, abrasada y chamuscada, en mi opinión, es repetir, por encima del hombro, y a menudo desde un blog, lo ridículo y quemado que está el tema de los blogs. La pena que da pensar, con superioridad y una sonrisita de ceño fruncido, que hay 80 millones de blogs «que no son como el mío, y por lo tanto apestan», o que «hacer un blog es una cosa necia, menos en el caso de ese periodista tan excepcional; yo no lo hago porque me parece estúpido, pero si lo hiciera lo mío trascendería y daría una lección al mundo». Lo ridículo del asunto, que éste o aquél son una mierda porque dicen esto o aquello... A mí me huele a chamusquina. Cosas así las he leído más veces que artículos sobre los recuerdos y la guía de episodios de Pumuki.

Mi hermano de 12 años tiene un blog en spaces.msn, en el que cuelga "fotos de Yonkis.com", fotos del Windsor, de la nieve o de su hamster (un bicho todoterreno, un superviviente, precioso y de noble estirpe), sesudas cavilaciones de niño de 12 años y frases como "K wapo, neeeeeeng!!". Tiene muy buen gusto, y un público que le sigue. Sus amigos le dejan mensajes y él deja mensajes a sus amigos. Es una extensión del Messenger, ese programita que tanto le gusta, y que a mí me parece una señal del inminente Apocalipsis, y no me quejo. Yo alguna vez entro en su blog y me parte el corazón. Me parece una cosita entrañable y me acuerdo de él. Me emociono un poco y todo (porque casi no le veo en persona), pensando en cómo ha dedicado la mañana de un sábado a recorrerse las calles de mi viejo barrio, a tirar unas fotografías con tanta ilusión para ponerlas en su Blog.

(Ayer estuve comiendo con un amigo de toda la vida, que trabaja a dos minutos de mi nuevo lugar de trabajo, y no veas qué risa, porque ninguno de los dos sabíamos dónde trabajaba exactamente el otro. Fuimos en su coche al piso que comparte en Carabanchel, a) porque yo no conduzco; y b) porque tenía mi nevera únicamente ocupada por telarañas y tranchetes. Después de comer estuvimos viendo “Big Fish”, que me parece una película maravillosa y creo que si no hubiera estado con él habría llorado un poquito. Tenemos confianza como para habernos pasado todo el rato tirándonos pedos, pero no como para manifestar esto el uno al otro, al menos no ayer).

Estoy seguro de que si mi hermano y todos sus amigos en masa leyeran mi blog o cualquiera de los blogs que Viruete dice que son buenísimos y se salvan de la quema, le parecerían mierdas tan grandes e incomprensibles que es posible que pensase en lo ridículo que resulta que varios millones de personas cortadas por el mismo patrón pierdan su tiempo en darle un diseño personal y escribir esas majaderías, para reivindicar que cualquier tiempo pasado fue chanante o que el disco que se compró ayer, ese mismo que se bajaron del E-Mule otros dos billones de jóvenes bloggers, está pichí-pichá. Lo que mi hermano no haría, porque es un sol, sería correr a su blog a decirlo. No creo.

No hace falta que uno tenga 12 años y el otro sea un blogger pajero aledaño a la "Burrosfera 2005". Son dos ejemplos como cualesquiera otros.

(Hoy es jueves, por lo tanto esta tarde tenemos mus. Aunque sea un rito tan limitado y tan, lo reconozco, machista y primario, según el resto de los miembros de mi círculo de amigos, para mí es el mejor momento de la semana. Soy de esos jugadores a los que les gusta arriesgar, y ganar las partidas por un órdago forzado aún cuando voy ganando por dos vacas. Me gusta tener los amarrekos en fila encima del tapete, beberme no más de tres copas de ron Negrita con coca-cola durante el proceso, aunque creo que hoy iremos a cervezas, y me desmorono cuando veo que la cosa está perdida. En esos momentos soy incapaz de farolear).

En mi, con perdón (y sobre todo resignación), burrosférico-pajera opinión, hacer un blog es un pasatiempo como cualquier otro, Ni más ni menos. Exactamente al mismo nivel que la pasión por el fútbol, ver “Aquí hay tomate” o tunear el Ibiza. Pero que desarolla inevitablemente la creatividad y ciertas características intelectuales y sociales. Y la cacareadísima opinión bufa que existe sobre este fenómeno de la proliferación de blogs (por dios, que no me cebo con el amigo Viruete, ni mucho menos, pero es quien inspiró este post, y además su artículo es de humor y en un contexto... viruetil), me hace un poco de gracia, cuando no había visto hasta ahora el mismo levantamiento, toda una corriente de opinión creada, hacia la filatelia y el juego de las canicas. O, por poner un ejemplo más cercano, la existencia de diarios privados en papel o el intercambio de correspondencia que existe desde tiempos de Nefertiti.

Por más vueltas que le doy, y será porque no he leído lo suficiente sobre el tema, no consigo entender por qué hay gente a la que le llega incluso a molestar que exista esto de los blogs. Pienso en las características de un blog, y no consigo verle los tres pies al gato. Es que basta con no hacer click ahí, ¿no? ¿Por qué hay que analizarlo desde una tribuna y desde una posición de superioridad? Pregunto, no lo cuestionaré del todo hasta que no haya leído otras opiniones.

(Ahora me voy a vestir, creo que con una camisa de mi padre aprovechando que están de vacaciones y yo estoy instalado en su casa, que por eso estoy conectado a Internet a estas horas. Voy a ir corriendo al banco a cambiar un papel por billetes, que probablemente me gaste esta misma tarde. El fin de semana se prevé soberanamente aburrido. Con un poco de suerte salga el viernes o el sábado. No creo que haya plan para los dos días, porque en Madrid no se ha quedado ni el Tato, ni Rita, ni Ripio. Creo que voy a pasarlo también aquí en casa de mis padres, aunque tendré que pasar por mi casa para cargar el móvil, regar las plantas y comprobar que no ha entrado un caco a llevarse la tele. Aprovecharé para grabarme unos cuantos discos que me han prestado, y para terminar de escribir un extenso artículo sobre el Suicidio que tengo en ciernes, y que sin duda millones de personas, en caso de leerlo, considerarían una impresionante pérdida de tiempo, e incluso les encantaría, por qué no, quedar conmigo para reírse en mi cara).

Me llamo Frunobulax y tengo muchos discos, tebeos, películas, objetos de la infancia y libros; un viejo armario ropero de segunda mano con prendas muy desfasadas; un canario que canta con pizzicatos; un futuro triste y poco esperanzador y un puto bloguito, que naufraga entre otros 80 millones de putos bloguitos. Todos ellos de una hermosura y un patetismo directamente proporcionales a los de sus autores. (Y me piro corriendo, que son las 8:14, y si no a ver qué cara de pánfilo le pongo a mi jefe, que por cierto se parece un huevo a Buenafuente).
Blog

lunes, 25 de julio de 2005

Steal this MP3 (3)

MSR Madness, Volumes 5: I like yellow things
Pincha sobre la portada

n Una vez más, tengo que sacar a colación por aquí el inabarcable blog de la radio libre norteamericana WFMU. Se trata de un lugar donde imperan la música diferente, la cultura marginal, el buen gusto y la pasión por lo grotesco. Si todavía no eres habitual de este lugar, no sé a qué esperas para dejar de leer esto y correr allí. Además de historias y noticias, ofrecen descargas cada día de las canciones más extrañamente deliciosas, y acogen la radio más interesante del mundo, para quien esto suscribe.

En este caso, me quedo con un disco reciente que han tenido a bien publicar: "MSR Madness, Volumes 5: I like yellow things". Bajo esa chiripitifláutica portada obra del genial historietista Peter Bagge, se esconden 29 cancioncillas de folk-rock y country americano, a partir de poemas populares de allí. Melodías que hablan sobre la primavera, los animales, el amor, las grandezas de la vida, y también aconsejan sobre los peligros del consumo de drogas y la violencia. Con algún momento políticamente incorrecto, ya que no se trata de canciones para niños, sino musicalización de poemas populares, a menudo anónimos, o que forman parte de la culturilla popular de los yanquis. Un subgénero dentro de la música folk de los "cantautores" americanos, lindante con el sonido americana, con tintes conservadores y sureños, al que ellos llaman song-poem music. La gente llevaba sus poesías a centros de registro de la propiedad (song-poem companies), cobraban por dejar allí su texto, y cualquier cantante podía hacerse con él y convertirlo en canción. A menudo, incluso atribuyéndose la autoría intelectual de la letra en cuestión.

Esto de MSR Madness, como uno puede intuir enseguida, es una colección de song-poem music.
Las cuatro primeras recopilaciones se editaron para la venta y distribución normal en tiendas, a través del sello de poesía y literatura Carnage Press, entre 1993 y 1997 (nota para quien lea esto abducido por la portada: el vol. 1 tenía portada de Daniel Clowes, y el 4º también de Bagge).

El disco me ha gustado bastante, claro que yo tengo unas tragaderas como las del paso de Despeñaperros, y me conquista casi todo lo que se deje oír. Es música tranquila y relajante, acústica y con medios tiempos y cambios de ritmo muy interesantes. Uno se imprime la portada y el libreto anterior que regalan los de WFMU, y se hace un poco más feliz al momento.

En el mismo post, como habrá visto quien ya ha pinchado allí, ofrecen también el volumen 6 de la colección, "Rat a tat tat America", que no he llegado a escuchar pero que también recomiendo, por supuesto.

Como en este blog siempre damos más de lo que recibimos, enlazo también un lugar donde dan información y playlists de los volúmenes 1 a 4, a partir de la presencia allí del músico Rodney "Rodd Keith" Eskelin, epítome de este estilo, cuya sombra planea también, directa o indirectamente, por los dos discos de hoy. Pero eso no es todo, sino que estoy que lo tiro esta mañana, y además te invito a que recorras los American song-poem music archives, donde vas a encontrar más información de la que mereces, bios, listas de éxitos de elaboración propia, recomendaciones, jugosos enlaces y, lo que más nos interesa, decenas de canciones en formato MP3 para coleccionar.



Rocky Horror Show - Norsk versjon
Pincha sobre la portada

n No quiero dejar la página de WFMU sin enlazar otro disco que pusieron a disposición de todos nosotros hace ya algunos meses, pero que vale la pena recuperar: la banda sonora del musical de culto "The Rocky Horror picture show", en versión noruega, interpretada por el elenco que llevó a escena esta original obra de Broadway, por los teatros de aquellas frías tierras repletas de salmones y fiordos.

Evidentemente, es una simple curiosidad, bizarra y entretenida. El irredento fan de la película, aquel que se conoce de cabo a rabo (como un servidor) todas las canciones, encontrará una refrescante vuelta de tuerca a esas melodías, adaptadas para sonar en ese idioma (que parece venusiano), y ejecutadas con muchísima profesionalidad, con voces impresionantes, apenas quedándose a unos pocos centímetros de los talones de los cantantes originales. Incluso el noruego que se deja la voz emulando a Riff Raff / Richard O’Brien, sale bastante bien parado. Es el único disco de rock 'n roll en noruego que he escuchado en mi vida, y no suena mal.

Pero la cosa va más allá (porque aquí siempre vamos más allá), a vueltas con la maravillosa BSO de "The Rocky...", y llego así al tema central de este post. Los avezados DJs cazatalentos de WFMU han extraído estas canciones de una página web que compendia obsesiva y minuciosamente casi todas versiones que de esta banda sonora se han hecho, en formato MP3: Rockymusic.org. Aquí se puede descargar la versión original de 1974, así como versiones hechas por otros músicos, versiones diferentes o desechadas en el último momento, remixes, tomas instrumentales para karaoke, otras canciones de los músicos implicados, discos piratas y las versiones musicales de distintos lugares del mundo, como Mexico, Australia, Islandia o Finlandia. Horas y horas de música proveniente del túnel del tiempo, pasando por el castillo de Frank-N-Fürter, y directa a tus orejas.

El enlace de propina para este disco es un poco de autobombo.



Canciones de la serie Los Simpsons
Pincha sobre la portada

n Lo primero de todo, aclaro que la portada que figura aquí arriba no se corresponde con los emepetreses reseñados que acompañan a este texto. Ésa es la portada de "The yellow album", un disco de versiones adaptadas al mundo de los Simpsons, cantado por los principales actores de doblaje de la serie (en USA, claro). Como bien saben los completistas, además de éste, se han publicado dos recopilatorios que engloban cientos de canciones que, esta vez sí, suenan en los distintos episodios de la serie ("Songs in the key of Springfield" y "Go simpsonic with the Simpsons"), así como el primer disco de versiones ajeno a la banda sonora de la serie, que se llamó "The Simpsons sing the blues" (es decir, otro disco del estilo del "Yellow album") o los singles de los temas 'Deep, Deep Trouble', 'God Bless The Child' y sobre todo 'Do the Bartman', la canción que inició la simpsonmanía musical, el primer videoclip de la serie, que se llegó a emitir en la MTV, y que es una verdadera preciosidad.

Es decir, que puedes buscarte otra portada, si decides descargarte las canciones que aparecen en la zona de descarga de Simpson Crazy. No están todas las que son, pero sí son todas las que están: son sintonías del principio o del final de la serie, las entradillas musicales del programa de Pica y Rasca, del 'Eye on Springfield' de Kent Brockman o de programas puntuales emitidos en el canal de Springfield; también están ahí los números musicales que de cuando en cuando se lanzan a corear esos entrañables y amarillentos personajes; o el temazo johnnycashiano del anuncio del Canyonero, entre muchas otras cosas. Primero tenemos alguna categoría, y a continuación ordenados por capítulos. Más de 100 archivos musicales de descarga directa.

De regalo, rememorad el fabuloso videoclip de 'Do the Bartman'.
MP3 es mi apellido

Hipnotismo pop (3ª parte): cerdadas

"Drugs are for Losers......and Hypnosis is for losers with big weird eyebrows" - Fry, en la serie Futurama

Los ojos con chiribitas y la ropa a punto de hacer una regresión


A lo mejor a estas alturas queda alguien que se acuerda de que hace unos meses empecé un humilde dossier sobre la faceta más pop y colorista del hipnotismo, que tuvo dos o tres entregas pero lo dejé colgado, a pesar de mis reiteradas Pulsa aquí si estás solo en casa y con papel higiénico a mano, bribónpromesas de continuar con ello. Pasó a formar parte de tantas otras cosas que he empezado en este blog (los Frun-O-ramas, el prometido elogio mensual a Frank Zappa, el resto de secciones con entidad propia listadas aquí a la derecha, el "escaparate de admiración", los posts sobre documentos tontos dejados en mi buzón, el viaje por la América Profunda, que no ha terminado, y espero retomar este mes antes de esconderlo en el baúl de los recuerdos...) y que acabé dejando a medias. Perdí fuelle y lo dejé estar, ofuscado sobre todo porque perdí cierta información que tenía ya recopilada. De vez en cuando me acuerdo y se me ocurre una continuación (tanto de este tema como de los muchos otros que tengo a medias).

El caso es que hoy se me ha ocurrido darle bombo a uno de los enlaces que tenía preparados para aquel dossier. Uno que me impactó mucho, y que desde la primera vez que lo vi no me lo he conseguido quitar de la cabeza, ni tampoco de los bajos: se trata de Hipnotrick. Uno de tantos lugares de Nipona en apuros al oír 'Constantinopla'ponnno de pago en Internet, de esos con atractivo diseño y grumosas fotografías, que ofrecen millones de imágenes y de videos guarros. Pero en este caso, enteramente dedicado a videos robados de chicas que acuden a la consulta de un psiquiatra, que supuestamente se va a ofrecer a solucionar el problema de las jóvenes clientas a través de sesiones hipnóticas. Ellas se sientan, él menea, con perdón, un relojito de oro delante de sus ojos, y ellas caen rendidas. A continuación, el simpático doctor comienza a quitarles la ropa, acariciarlas, darlas de comer y de beber y tomarlas de aquella manera, tratándolas como a sumisas muñecas de trapo, de la forma más desagradable que se le ocurre. Se trata de magreo humillante, abusivo, duro y explícito. Un argumento propio de los sueños húmedos (de hombres y mujeres) o del cine para adultos, pero mostrado en este caso como si se tratase de casos reales. Concretamente, nos enseñan doce tráilers gratis... Porque todos sabemos que no hay nadie que de verdad pague por acceder a estas páginas, ¿verdad? En fin, que en su web estos degenerados lo explican mejor que yo.

Dicho de otra manera: por primera vez, un poco de ponnno en Frunobuland porque, para quien no lo sabía, en Internet también hay.

El tema de la hipnosis a traición en Internet da para largo. Casi que hemos hayado un nuevo sub-género del cine marginal cortito. Con sus leyendas, sus garbeos al borde de la ley y su secretismo, lo podríamos archivar al lado de las snuff movies, salvando las distancias. Un fetiche como otro cualquiera, basado en mujeres (y también hombres, en menor medida, como siempre hablando del género trotón) convertidas en robots o marionetas para uso del varón que posee el péndulo, y por lo tanto dispuestas a todo, de una forma impersonal, desprovista del trato, de la vergüenza y de cualquier preludio.

Buceando por las pantanosas aguas de internet, uno se puede encontrar con páginas dedicadas al hipnotismo para voyeurs, lugares específicos donde hipnotizan Internet hoy sustituye a la literatura pulp calenturientaa chicas aficionadas al BDSM o al cine de terror, webcams con mozas que se dejan hipnotizar, grupos de correo, páginas de ilustración o anime de esta temática, esclavas online... e incluso páginas que aseguran que se puede hipnotizar a la gente a través de Internet.

Para no dejar ese sabor de boca (dulce y a la vez salado, dicen) de la primera página homenajeada en este post, y para subrayar lo dicho, pongo unos cuantos ejemplos relacionados que he encontrado, en versiones más light, al azar y sin abusos: videos explícitos de mujeres que alcanzan el placer a través de la hipnosis; más de lo mismo: videos de hipnosis para fetichistas; un porrón más de videos, en versión japonesa y cutre; hipnosis erótica, llaman estos finamente a lo suyo; más videos, y más, y más...; una curiosidad para friquis: textos sobre actrices y modelos famosas hipnotizadas y "utilizadas" por un pajero anónimo (es ficción, claro); un compendio de historias en inglés...

Esto es sólo la punta del iceberg. Pero doy por zanjado el tema de la hipnosis con triple X poniendo tres páginas repletas de links: Hypnosis en Fleshbot; Hypnosis / Sleepy webring; Hipnofocus links. Podría entretenerme en visitar y comentar cada una, pero el tema no me apasiona tanto. Aunque quién fuera Giucas Casella de vez en cuando...
Mi primer post escrito con una sola mano, y omitiendo palabras malsonantes para evitar las visitas masivas esporádicas de tipos como yo, que este es un blog decente

miércoles, 20 de julio de 2005

Steal this MP3 (2)

...And none of them knew they were robots
Pincha sobre la portada

n Mike Patton, uno de mis fetiches musicales (ligeramente por debajo del dios Zappa en la escala Fruner), era el cantante de Faith No More, como bien es sabido. Posteriormente ha puesto la voz y el espíritu en bandas como Mr. Bungle, Fantômas, Tomahawk o Peeping Tom, amén de colaborar con genios como el saxofonista hiperactivo del espacio exterior John Zorn, o poner la voz en montones de discos. Además, Patton publicó dos discos experimentales en solitario, que nunca me canso de buscar, y que incluso reservé en una tienda del centro para que se los pidieran directamente a la discográfica, con tan mala suerte que durante el tiempo de espera se estreyaron dos aviones sobre las Torres Gemelas y el envío quedó truncado, al haber sido afectada la sede de Ipecac Records, su disquera.

Pero estoy divagando. A lo que iba es a que en la música de Patton, periódicamente, ha habido flirteos con el mundo robótico. Como en la saga Robot sex (de "Adult themes for voice"), las frías y vioentas colaboraciones con el citado John Zorn, o el primer disco de Fantômas, todo el dedicado a la experimentación inhumana. Temas como "la nueva carne", la ausencia de sentimientos o el mundo futuro son habituales en algunas etapas de su trayectoria compositiva. Y el disco que aparece aquí encima, "...And none of them knew they were robots", y que te puedes descargar en un pis-pas, respira de principio a fin ese mismo espíritu que busca Patton.

Se trata de un recopilatorio de canciones impagables alrededor de la figura de los androides, con canciones de grupos conocidos como They Might Be Giants (precioso su Robot parade), los propios Mr. Bungle con el tema que da título al disco, The Flaming Lips, las lesbo-bluffs soviéticas t.A.T.u., los one-hit-wonders Jimmy Eat World o Future Bible Heroes, algún desconocido para el abajo firmante haciendo versiones de Kraftwerk o la estrella del pop espacial italiano Cosmo Vitalli. No sólo es un disco de música gratuita con su portada y sus datos para descarga instantánea, con la ilusión que me hace, sino que es una colección cohexionada, con canciones raras y muy interesante. A descargar.



Joe Meek
Pincha sobre la portada

n Sin duda, en la biografía de Joe Meek aparecerán un montón de veces las palabras "genio" y "loco". Homosexual y adicto a los alucinógenos, esa biografía se podría archivar junto a las de esos otros productores de música rock de los sesenta que hicieron historia con sus inventos y sus revolucionarias técnicas en el estudio de grabación. Concretamente, la batuta de Joe Meek está detrás de artistas de gran éxito de los años sesenta, como el desagradable garagero de culto Screaming Lord Sutch, John Leyton, The Outlaws, The Honeycombs y decenas de grupos con nombres que empezaban por "The--", como era la norma entonces. Un auténtico mago del rockabilly, el doo-wop y el northern soul.

Pero además de arreglista y multiinstrumentista, Meek era un compositor musical obsesionado casi hasta la paranoia con el ocultismo y la vida extraterrestre. Así, en 1965 compuso el tema Telstar, en honor del satélite que iba a ser lanzado para localizar vida alienígena, y lo grabó con el grupo de surf instrumental The Tornadoes, logrando el primer nº 1 de las listas norteamericanas para un grupo británico (Joe era yanqui, pero emigró a Gran Bretaña debido a la persecución que sufría dada su homosexualidad y sus tendencias comunistas).

En definitiva, una vida llena de excesos, visiones, sexo, drogas y rock 'n' roll, que parece que inevitablemente terminó en un asesinato y su posterior suicidio, que vale la pena conocer (en el nº 5 de la revista española Bizarre venía un interesante reportaje, traducción literal de éste).

Y aterrizando en el disco recomendado, se trata de raras composiciones experimentales de dominio público (hay otros recopilatorios más interesantes, con mejor sonido y que recogen sus composiciones en la voz de artistas consagrados), recreaciones de sus temas más obsesivos, fraseados y tarareos de sus amigos sobre sus temas instrumentales de mayor éxito, improvisaciones en piano e incluso juegos de distorsión. Como digo, no es lo más comercial y digerible, pero me ha gustado mucho, y da una idea del aspecto más torcido de su personalidad.

De regalo, enlazo dos temas también de descarga directa, del homenaje que el marciano sello español Spicnic (quiénes si no) hicieron a Joe Meek hace tres años, para el recopilatorio "Oigo un nuevo no-mundo" (más MP3's descargables de Spicnic aquí):

O Parade - Spook walks
O La Prohibida - My Johnny doesn't come around anymore

Por cierto, que este disco se encuentra alojado dentro del impresionante catálogo de Comfort Stand, un sello virtual que está editando semanalmente deliciosas composiciones eclécticas e inclasificables. Echadle un vistazo.



Frank Zappa Bootlegs
Pincha sobre la portada

n La cita tiene lugar los viernes. El lugar, el inabarcable rincón dedicado a Frank Zappa Kill ugly radio. Allí hay un blog, listados, curiosidades, anécdotas, un foro y cientos de cosas más sobre el genio de bigote y mosca.

Y el genio de bigote y mosca, además de regalarnos más de sesenta discos imprescindibles y unos cuantos temas inéditos (que sus fans sabemos que acabarán viendo la luz tarde o temprano), tenía por costumbre grabar casi todas sus actuaciones. Porque era difícil ver dos conciertos de Zappa y los Mothers iguales. El escenario era el hábitat natural de Zappa. Allí también creaba, improvisaba y sobre todo matizaba y daba nueva dimensión a sus canciones. Hay canciones hechas por Zappa que sólo están en sus directos, y versiones majestuosas que a veces superan al original. Y al estar grabados personalmente por Zappa (a partir de decenas de conciertos construía luego sus numerosos discos oficiales en directo, o los discos de solos de guitarra, o añadía algo en estudio...), tienen un sonido respetable. Y sí, hay cientos de discos piratas de Zappa repartidos por el mundo.

El caso es que hay alguien que se dedica a postear semanalmente un disco pirata de Frank Zappa en internet. Lo hace todos los viernes desde hace tres años, como mínimo. Se llama Gilles, y esta es la dirección a la que tienes que acudir cada semana:

http://www.killuglyradio.com/features/miscellaneous/gilles_friday_boot.php


Concretamente, esta semana están con la segunda parte del disco pirata Not blood likely, grabado en el Wembley Arena el 19 de abril de 1988. La primera parte ya no se puede obtener aquí. Pero si te das prisa, te puedes bajar el divertido Texas Motel Medley (con un sonido bastante regular), la trilogía de versiones de los Beatles que Zappa tocaba de vez en cuando, cambiando la letra a tres conocidas canciones de los Beatles para ironizar sobre los más catetos habitantes de la América Profunda, precisamente: Norwegian Jim (Norwegian wood), Louisiana hooker with herpes (Lucy in the sky with diamonds) y Texas Motel (Strawberry fields forever) (la descacharrante letra de las tres se puede encontrar pulsando sobre cada una). Además, en este concierto desgrana sus otras dos versiones más conocidas: el Stairway to Heaven de Led Zep, y el Bolero de Maurice Ravel.

En definitiva, un lugar en el que encontrar MP3's de conciertos piratas (bootlegs) completos de Zappa, con el añadido de la sorpresa semanal y las prisas antes de que sea imposible volver a tenerlos. Para completar la información y, a veces, hacerse con una portada, se puede acudir aquí o aquí (nota: el de hoy, vaya por dios, no está, y he pillado una imagen al azar para la portada... sorry).
MP3 es mi apellido

Steal this MP3 (1)

RIAA - Sounds for the sun-set
Pincha sobre la portada

n Este curiosísimo y refrescante disco veraniego que ves aquí arriba, bajo el título de "Sounds for the sun-set", no se trata de un incunable de un cuarteto femenino de pulso y púa de principios de siglo, como miente la imagen, sino de un experimento del colectivo RIAA (Really Interesting Audio Adventures). Un recopilatorio formado por 18 cachondas canciones, a base de collages que mezclan conocidísimos temas de distintos estilos, juntos, revueltos y agitados, con un hilarante y espectacular resultado.

Es el caso de Holiday Inn: Cambodia (remezcla del Heatwave de Martha Reeves & The Vandellas y el Holiday in Cambodia de los Dead Kennedys), Sweet California girl o' mine (Beach Boys + Guns 'n' Roses), SKAwaii Five 0 (el famoso instrumental surfero de los Ventures para la serie 'Hawaii 5-0', en versión ska con ayuda de Toots & The Maytalls) o Can't touch this surfin' safari (evidentemente, MC Hammer + Beach Boys).

Descárgatelo aquí, o escúchalo aquí.

Por cierto, que por si alguien no se ha dado cuenta, este/os tipo/s de RIAA toman (el pelo con) su nombre de (a) la Recording Industry Association of America, algo así como la SGAE yanqui, dejando claras sus intenciones.

Puedes encontrar otros experimentos de RIAA, los pranksta-rappers M1-Assault y otros chiflados en la página principal de la emisora M-1, en su sección de discos o en el blog asociado Music for maniacs.



Kleptones - A night at the hip-hopera
Pincha sobre la portada

n Un collage parecido nos ofrece el grupo The Kleptones. Como bien evidencian su título "A night at the hip-hopera" y su portada, este disco es una parodia-homenaje del "A night at the opera" de Queen, pero cambiando la voz de Freddie Mercury por fraseados de clásicos del rap como Eminem, RUN-DMC, Public Enemy, Justin Timberlake, Vanilla Ice, Beastie Boys y un largo etcétera (aquí hay algunos datos sobre los samplers utilizados).

Recomendado especialmente para fans heterodoxos de Queen (como yo mismo) o para todos aquellos, que los hay, que no se han acercado a su música por prejuicios sexuales. Ahora puedes escuchar los impresionantes temas de Queen sin gorgoritos, y con el toque machote de los raperos americanos, ¡ya no hay excusa!

Descárgatelo aquí, aquí, aquí, aquí, o a través de este torrent.

Ah, y no es el único discollage que nos han legado los Kleptones. ¡Hazte también con este homenaje a The Flaming Lips, "Yoshimi Battles The Hip Hop Robots"! Y quédate con su blog, donde cuelgan más rarezas y exclusivas.



Menor.biz - Garageros extranjeros
Pincha sobre la portada

n Y voy a terminar por hoy con un recopilatorio al uso de garage rock que ha confeccionado el amigo José Menor para su estupendo blog de música y diseño: "Garageros extranjeros". El post es de hace algún tiempo, pero no me di la suficiente prisa para bajarme todos los temas, y JM ha tenido la deferencia de volver a colgarlos para mí, y para todo el que se de prisa y se las baje durante el día de hoy. ¡¡MAÑANA DESAPARECEN!! A correr, eso sí, sin pasarnos con su ancho de banda.
De momento, tres disquitos

domingo, 3 de julio de 2005

Vamos un momento a publicidad

Antes de continuar con este trepidante viaje imaginario, vamos con unos consejos publicitarios. ¡Enseguida volvemos, no cambien de blog!

Aquellos entrañables sea monkeys...

N Patriótico spot de Quilmes, la cerveza argentina.

Terroríficos monstruos que crecen en un tiestito

N Los Muppets, los teleñecos de toda la vida, anunciando banda ancha.



N Los Simpsons anunciando el refresco CC Lemon para la televisión japonesa.

¡Consiga gratis 10 cabezas de Hitler!

N Descárgate en MP3 el tema del anuncio "Las muñecas de Famosa se dirigen al portal", que eso sí que era pop ochentero, y seguro que entre todos lo volvemos a poner de moda. Por cierto, que la niña que iba en cabeza de la fila hacia Belén con la muñequita era la rubia de la serie Compañeros.

¡Impresionante granja de hormigas que hablan y se relacionan ante sus ojos!

N Y por qué no, bájate también la horterada ésa de "Del pita pita del", que dentro de unos años se escuchará con la emoción que transmite el filtro de la nostalgia. Y gratis, sin MSM al 7777.

¡Conviértase en un policía con placa y pipa en 10 pasos!

¡Y por último descárgate para envidia de tus amistades el tema de... ¡¡Moooooviiiierecord!!

Imágenes robadas de la web de Steve Conley y de Juggalos.net. Gracias.
Instantes publicitarios con adornos vintage y retro

viernes, 1 de julio de 2005

Próximamente...


Estoy preparando un artículo muy muy largo que creo que puede resultar interesante. Voy más o menos por la mitad, pero quiero colgarlo en un solo post aunque me ocupe diez folios, para que no resulten unas partes más interesantes que otras, y sobre todo para no acabar dejándolo a medias.


Entre esta tarde y mañana sábado por la mañana, si nada se tuerce, lo cuelgo. Espero que os guste. Me reservo su contenido, si bien las fotos, evidentemente, son pistas.

Besos.


Espero que guste, que me estoy dejando los cuernos