martes, 3 de abril de 2018

CICLO: Noche de Lobos


Estoy cumpliendo mi sueño de vivir como un jubilado. Practicamente no tengo nada que hacer. Se murió una gran amiga hace poco, y de rebote me quedé sin trabajo. Estoy aprovechando mucho el tiempo para escribir, salir un poquito y tener la casa limpia. Estoy zen. Me doy paseos, a la Rosaleda o al Conde Duque, organizo a los albañiles con señas. Apenas hago mucho más que sacar y devolver libros de la biblioteca, ir al banco, comprar fruta, fregar los cacharros. Hoy tenía que ir a trabajar a un sitio, pero fue un error, un malentendido, y me he vuelto a casa. Y ahora no tengo planes. Bueno, voy a seguir escribiendo un poco, pero como tengo tanto libre, he decidido hacerme en casa un ciclo de cine. Como no se me ocurría nada y estoy hasta el nacle del Netflix, y me apetece ver cine de género, me voy a ir bajando todas las películas del ciclo Noche de lobos que echaron en la tele. Son más o menos 200 películas, y ya me he descargado las 20 primeras, que me caben en un pendrive. Empecé a ver la primera ayer, y ya he visto dos. Voy a actualizar este post con las que vaya viendo, si me dicen algo, y si me apetece, hasta que me canse, que seguramente me canse esta misma semana o la que viene. Hasta ver hasta cuál llego.


001. LA CASA ENCANTADA
["The Haunting". Robert Wise, 1963]
Esta fue una peli de terror gótico que hizo Robert Wise después de "West side story" y antes de "Sonrisas y lágrimas", dos de las películas que más vi de niño (junto a "Chitty chitty bang bang"). También había dirigido "Ultimátum a la Tierra", pero creo que era su primera de terror. Un clásico instantáneo para mí, con una ambientación impresionante. Todo transcurre dentro de un caserón en el que se reúnen tres sensitivos, en plan Grupo HEPTA, para ver si descubren de una maldita vez si hay por allí, o no, fantasmas. Y todo da bastante mal rollo en esa casa con las paredes y los objetos torcidos, desde el ama de llaves hasta los ruidos nocturnos, los impromptus de transcomunicación instrumental a través del arpa, la morena beatnik tirándole los trastos sutilmente a la rubia, lo dramático y elocuente que es todo. Y encima, hablan de la Tierra Plana, que es lo que me dio más susto al principio.



002. DRÁCULA Y LAS MELLIZAS 
["Twins of Evil". John Hough, 1971]
Nunca fui demasiado fan del expresionismo trágico de la Hammer, igual que el giallo, que me impone demasiado, con lo hermosas que eran las pelis de monstruos de la Universal, los Munster y La dimensión desconocida... Donde estén Lon Chaney, Bela Lugosi y Vincent Price, que se quiten Christopher Reeves y Peter Cushing. Bueno, pero para eso quiero ver todas estas pelis, que hay mucho Hammer y mucho giallo (al haberse emitido el ciclo en los primeros noventa, hay mucho de eso), para aprender. Me fascinó esta película, increíblemente bien hecha, otra vez la ambientación es poderosísima. Se abre con la quema de una bruja, luego unos créditos psicodélicos y luego un sacrificio ritual satánico. Cushing, con su rostro calavérico, en vez de hacer del vampiro (que no tiene nada que ver con Drácula) interpreta al líder de La Hermandad, una orden de inquisidores en busca de brujas, que tiene que acoger en su casa a sus sobrinas, las dos mellizas del título, Mary y Frida. Ambas de carácter opuesto, mientras que Mary es un solete, la otra se siente atraída desde el primer minuto por el vampiro, y desprecia a su tío y se cisca en su religión y sus supersticiones. Tremendo Euro-terror, que me mantuvo en vilo a pesar de que había varios detalles que me estaban sacando de la peli todo el rato: primero, que el Conde Karnstein se me parecía muchísimo, pero muchísimo, a Jimmy Fallon, y todo el rato me parecía que estaba de cachondeo; y luego, que las gemelas, guapísimas, son exactamente iguales que Inés Arrimadas. Pero iluso de mí que me senté a echar una siesta cuando la puse...



003. MIEDO EN LA NOCHE
["Fear in the night", Jimmy Sangster, 1971]
Otra de la Hammer. Con escenarios y paisajes preciosos. El comienzo me gustó mucho, es sobre una muchacha, Judy Geeson, que se va a trasladar de ciudad, para irse a vivir con su nuevo novio, un profesor que ha encontrado trabajo en una escuela perdida del mundo. Nada más empezar, antes de los créditos, está haciendo las maletas y es atacada repentinamente por alguien que se ha colado en su dormitorio: un señor de negro enguantado, al que no vemos, pero sabemos que uno de sus brazos es protésico. También sabemos, por los comentarios de su casera al doctor cuando la chica despierta, que tiene un largo historial de delirios y episodios de ansiedad; así que no sabemos si esto va a ser un slasher o un falso slasher en el que Judy se imagina las cosas. La siguiente hora se me hizo un poco pesada, ya que solo vuelve a ser atacada una vez, y conocemos a Peter Cushing, que es el director del colegio, y a su mujer, Joan Collins, que está impresionante. Pero no pasan demasiadas cosas hasta el desenlace, realmente potente, con carreritas por el colegio abandonado y escopetas. Final a lo Scooby Doo, aquí no hay nada paranormal ni seres de ultratumba, ni vampiros, ni nada parecido, todo terror psicológico, gritos y sustos. No reconocí a Judy Geeson, que tiene un ojo verde y otro azul, y por lo visto es la de "Inseminoid" y sale también en la última de Rob Zombie.



004. TENEBRE
[Darío Argento, 1982]
Estupendo whodonnit sangriento, sobre una serie de asesinatos en Roma a partir de la llegada de un exitoso escritor policíaco norteamericano. En lo que dura su gira promocional y es entrevistado en la televisión italiana, comienzan a sucederse los decesos, a imitación (por supuesto) de lo narrado en "Tinieblas", su nueva novela. Consiguió mantenerme en vilo todo el metraje, y dudar hasta del apuntador, como buena historia que homenajea abiertamente a "Estudio en escarlata". Todo sucede en unos cuantos interiores elegantísimos como un anuncio de Martini, y alrededor de un chalet igualmente hermoso. Lo mejor de todo, la larga escena de la persecución del perro rabioso a la niña por toda la urbanización, absolutamente impresionante. Dario Argento convierte también los asesinatos en anuncios de Martini, salvo cuando comienzan los hachazos. Grande.



005. LOS HORRORES DEL MUSEO NEGRO
["Horrors of the black museum", Arthur Crabtree, 1959]
Estupenda e incorrecta serie B disfrazada de clásico, que vuelve a tener a un escritor como protagonista. En este caso, un periodista de sucesos especializado en crímenes, que se interesa por una serie de asesinatos que están sucediendo en Londres. El periodista-estrella (Michael Gough) es igualito a Mario Vargas Llosa, con las sienes plateadas como Reed Richards, y el tío es tan morboso que tiene una colección de armas ocultas en una especie de laboratorio, donde tiene a un sicario chiquitín a su servicio para mantenérsela; y claro, es el sospechoso nº 1. Además, cometí el error de buscar la peli en IMDb nada más ponerme a verla, y la descripción es un spoiler tremendo, porque sí, él es el asesino, y actúa hipnotizando a su ayudante, como se sabe al cabo de unos minutos. Por lo visto, en la versión original eso queda más claro, debido a una introducción de 12 minutos, que venía cortada en este ripeo español; pero como se ve en el cartel, eso de "Hypn-O-Vista" dejaba las cosas claras. Parte de la introducción se ve también en el trailer. Y de paso, era una llamada de atención respecto a que esta fue la primera peli de la salchichera AIP en Cinemascope, y a color. La escena de la jamona rubia, que parece un tío, bailando en el bar cinco minutos sin venir a cuento, me hipnotizó a mí.


006. EL ESTRANGULADOR DE VIENA
["Lo strangolatore di Vienna", Guido Zurli, 1971]
Curiosísima comedia negra italiana, con personajes caricaturescos, una Viena de los años 30 estereotipada y con una cancioncita de vals un poco brasas todo el rato, centrada en un carnicero (Otto Lehman) que acaba de salir del manicomio, tras tres años allí encerrado, con un papelito que dice "No está loco", como Homer Simpson; pero tampoco está para que le tosan, y a la mínima se dedica a hacer salchichas con la peña. que además parece que están riquísimas. Bastante poco original y sin nada de gore, pero efectiva y entretenida.



007. DEMONS
["Demoni", Lamberto Bava, 1975]
Hace poco más de un año que vi esta (por segunda vez), y tomé unos pocos apuntes en el "diario personal" de visionados que llevaba por entonces. Así que me la salto alegremente, porque no me apetece volver a verla otra vez, sobre todo porque no me gusta mucho, aunque parezca un pecado decirlo.


008. NO QUIERO NACER
["I don't want to be born / The Devil within her", Peter Sasdy, 1975]
He tardado un par de meses en ver esta, porque el eLink se había quedado enganchado y quería verla, como el resto, en versión doblada. Por fin lo hice ayer, y voy a ir retomando este asunto del "Noche de lobos" muuuucho tiempo después. Pues bien. Parece que en aquel ciclo daban una de cal, otra de arena y otra de caca de la vaca; porque esto no hay por dónde cogerlo. La copia digitalizada que circula se ve terriblemente mal, con fallos de tracking y tan quemada que los créditos son casi ilegibles. Y en cuanto al argumento, todo es de una estupidez pasmosa en esta churretosa serie Z. La cosa va de que a una pobre señora, la guapísima Joan Collins, le nace un bebé cabronías, fruto de una infidelidad aderezada con una maldición lanzada por un enano de circo celoso porque se la quería trincar él. El bebé, ya en el parto, le produce un sufrimiento indecible, pero es que a partir de ahí se dedica a destrozarlo todo, a matar a todo lo que se menea y a difundir El Mal. Pero todas esas escenas suceden fuera de plano, o en forma de elipsis. El bebé, monísimo, está ahí en la cunita, y de pronto vemos un plano de la mamá gritando, y cuando vuelve a enfocarse al nene está todo a su alrededor raído, le ha arañado la cara a alguien y tiene manchitas rojas en las uñas, etc. Es bastante lamentable todo, muy mal hecho, y apenas da un poco de risa al principio, porque es un bodrio del copón.


009. LA MANSIÓN
["The nesting / Phobia / Massacre mansion", Armand Weston, 1981]
Una película un tanto cutre, que se salvó del botón de avance, una vez más, por un par de escenas de asesinatos muy simpáticas y por la ambientación gótica. Me quedaba a vivir en cualquier peli de los setenta u ochenta en la que sale una crujiente mansión victoriana abandonada. La protagonista (Robin Groves) es una escritora de novelas de terror que sufre agorafobia, y apenas sale de casa hasta que un día su noviete la saca de paseo, y descubre una casa que se le aparecía en sueños, y que de hecho la inspiró para el dibujo de la portada de su libro más famoso. Siente el impulso de irse a vivir allí, y poco a poco irá descubriendo que allí hubo un prostíbulo en el que se armó la de San Quintín por una niña nacida fuera del matrimonio; en definitiva, que todo lo que le pasa a la muchacha es por [ojo espóiler] ser una hija de puta.


010. EL ANSIA
["The hunger", Tony Scott, 1983]
U

No hay comentarios:

Publicar un comentario