lunes, 14 de noviembre de 2016

Los chicos que coleccionaban tebeos / Batman: Serenata nocturna / Superman: La creación de un superhombre


Sin duda, corren maravillosos tiempos para la lírica en torno a los señores con poderes en pijama, y sobre todo para las historias de quienes les crearon, y hasta quienes les leyeron. Yo mismo me lo paso pipa en este blog escribiendo sobre mi propia relación con los tebeos de superhéroes, o contando cuánto me excita enfrentar tochos de mitología sobre todos esos señores judíos arquitectos de universos de fantasía (por ejemplo estos). Las novelas que fantasean sobre la vida de aquellos mentores, como "Las asombrosas aventuras de Kavalier y Clay" o "La fortaleza de la soledad" están entre mis obras de ficción favoritas. Y no hay personaje o autor que no tenga sus buenas resmas de papel en formato noble. Estos días he vuelto a poner en la mesita de noche varios palmos de ensayismo pop. Estos tres los he devorado en muy poco tiempo, en las últimas semanas.

"Los chicos que coleccionaban tebeos" (Julián M. Clemente, Helio Mira) es una novela cuyos protagonistas somos nosotros, los freaks que crecimos en los ochenta, y es imposible no sentir escalofríos en muchos de los episodios que se narran, rememorando todo aquello que hicimos que nos ha traído hasta aquí. Principalmente, es un hermoso homenaje al trabajo en la sombra (o con disfraz) de los profesionales detrás de Fórum y Zinco, aunque no se deja practicamente nada por relatar de cuanto llegó a los kioskos y las pantallas en esa década. La novela hace equilibrio entre las memorias nostálgicas de un loser de extrarradio, y el reportaje de publicación del material americano en España, repasando cada fenómeno cultural desde el punto de vista de unos chavales que se lo compraban todo, lo comentaban todo mes tras mes, y redescubrían el material previo en las cochambrosas ediciones de Surco, Bruguera, etc. A través de esos personajes, los autores hacen recuento de lo que iba llegando al kiosko, vertiendo las firmes opiniones que nos venían a la cabeza a todos entonces. La prosa es tan diáfana, almibarada y carente de todo adorno como el propio título, y el tono y la abundancia de frases hechas compite con los libros de Barco de vapor, pero aún así la lectura es adictiva y necesaria para toda una generación de acumuladores de tebeos como nosotros.

David Hernando es uno de los nombres habituales en los artículos de información de las ediciones de Planeta y ECC, y de hecho fue editor de Batman y Superman para Planeta a comienzos de este siglo. Uno de los relevos de esos Dr. Átomos o Prof. Loki a los que rendía pleitesía la novela de antes, en la actual edición española de DC (más o menos, lo que el propio Julián Eme hace hoy con Marvel en España). Hernando publica además incansablemente ensayos sobre el mundo del cómic, entre ellos estas dos joyas que narran la intrahistoria de Batman y Superman, que poco tienen que envidiar a las Historias Jamás Contadas de Marvel o Spier-Man. "Batman: Serenata nocturna" tiene por objetivo, principalmente, dar luz a la oscura verdad que se esconde detrás de la firma de Bob Kane. De un tiempo a esta parte, el secreto a voces de que Kane no fue el creador en solitario de Batman, sino que fue ayudado en gran medida por Bill Finger, se ha ido abriendo paso y poniendo en evidencia que no solo eso, sino que Kane apenas sabía hacer la Batcueva con un canuto, y que probablemente no llegaría a dibujar más de cinco o seis tebeos en su vida, pese a que los firmara todos durante décadas y figurara como creador absoluto del personaje. Mostrado como un auténtico tirano, que tenía a medio DC chantajeado, pisoteando a todo el que fuese, manejando la información con la frialdad de un abogado del Sr. Burns y contando siempre con negros en la sombra, la carrera de Kane queda reducida a una chirigota, y el personaje emparentado con el propio Bane. El libro está deliciosamente documentado, y nos lleva de la mano a través de seis o siete décadas de curiosidades alrededor de la publicación de los tebeos de Batman, y no se olvida de todos los vericuetos sobre las series, películas o seriales radiofónicos. Un ensayo imprescindible. En la misma línea, "Superman: La creación de un superhombre" es una gran hagiografía del héroe más grande del mundo, desde que los abuelos de Joe Shuster y Jerry Siegel pisan Manhattan hasta hoy mismo, igualmente repasando cada saga, cada autor, cada hito, cada peli, cada serie y cada campaña. Otro tratado fabuloso y nutritivo para lectores como yo, que solo nos hemos acercado a unos pocos retapados de la época de John Byrne.

No hay comentarios:

Publicar un comentario