sábado, 15 de agosto de 2015

Robo-Hunter: Winnegan's Fake (2000AD progs 852-854; 1993)

Si las últimas aventuras breves de Robo-Hunter, con Mark Millar al guión, estaban resultando insustanciales y muy diferentes al R-H de los ochenta que todos amábamos, su siguiente aparición en la revista 2000ad es directamente un episodio infantil y flojo que bien podría haber aparecido en el Pequeño País o en un webcómic amateur. El estilo de dibujo cartoonesco, sin fondos y de línea clara de Rian Hughes, si bien no es feo, rompe con todo lo que habíamos visto hasta ahora. Rian Hughes es el autor de Tales from Beyond Science, escrita por Mark Millar, una serie de 2000ad de los noventa simpática e imaginativa, y el trabajo del guionista Peter Hogan (este equipo creativo se encargará de otro capítulo de Robo-Hunter de 48 páginas, donde tal vez la cosa mejore) recupera, efectivamente, los elementos de las primeras historietas del personaje, pero de una forma demasiado ingenua. Volvemos a los orígenes argumentales, tal y como yo esperaba, pero a un precio demasiado alto y con demasiados cambios, tantos que parece que Robo-Hunter se ha transformado de pronto en el Robín Robot de José Sanchís; un tebeo extraordinario éste, pero que se parece tanto a Robo-Hunter como Mortadelo a Jason Bourne. En fin, será que es un cambio demasiado drástico... porque prefiero la frescura de este Robo-Hunter diáfano (que aquí acepta el caso de buscar a un robot por la ciudad para un anciano y adinerado coleccionista y llevarse bofetadas por el camino, en compañía del secundario cómico Hoagy, todo demasiado parecido a "El caso Filby") a la insulsa violencia sin sentido de anteriores entregas escritas por Millar. Al menos, Hoagy y Stogey recuperan pleno esplendor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario