sábado, 15 de agosto de 2015

Robo-Hunter: The robotic revenge of Dr. Robotski (2000AD progs 881-884; 1994)

"The robotic revenge of Dr. Robotski" es la última historieta de Mark Millar para Robo-Hunter. Otra aventura breve, de tan solo 24 páginas, dibujada en este caso por Simon Jacob, un vistoso artista y fan-favourite que hizo un montón de páginas en 2000ad durante los 90, antes de desaparecer durante década y media para dedicarse a la música y a las guitarras (trabajó para la empresa Fender). Actualmente parece que está ilustrando libros de fantasía, como cuenta en su blog. Su estilo, humorístico y espectacular, con ese método de coloreado "en 3-D" y lleno de brillos que tanto gustaba en la revista por la influencia de dibujantes como Simon Bisley. Para esta historia, Millar parece recuperar algunos elementos clásicos del primer R-H, como los constantes diálogos de cachondeo con su ciber-cigarro mexicano Stogie y su compañero Hoagy, que le acompañan durante todas las páginas. Además, tenemos también la estructura clásica del caso detectivesco, cuando Slade es contratado por un anciano llamado Georgie Costello, nada menos que su antiguo entrenador como cazador de robots. Costello le llama porque su antiguo compañero caza-robots, Jacko, se ha vuelto loco y se ha tuneado la mitad del cuerpo con piezas robóticas, transformándose en una gargantuesca arma letal ambulante, que ayudado por sus minions y otros robots aún más grandes, se proponen asolar la fortaleza de Costello en un ataque a discreción. Millar se despide del personaje con una historieta digna, entretenida, llena de humor y en el que parece asomar ese Slade cazarrecompensas, gruñón y de gatillo fácil y frases capciosas que amábamos. Le hubieran venido bien unas cuantas páginas más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario