Martes, Marso 24, 2015

Sexo para las bestias (Col. ColtSex, nº 1; Derek Brook, 1978)

Un grupo de forajidos sexuales acecha en el desierto de Texas. Su líder se llama Bannion, y viaja acompañado por Oliver, negraco fornido y con un “bicho” de palmo y medio, y tres blancos llamados Alsop, Crable y Cochrane. El grupo lo completa una india de 17 años a la que llaman Fox (Zorra), secuestrada de una aldea apache, que les sirve de desahogo sexual y de esclava en las tareas domésticas. Y también Foxie, su hijo mestizo recién nacido, cuya paternidad discuten continuamente los canallas. Su última fechoría la cometen en la próspera localidad de Lamesa, desmantelando el General Merchandises, violando en masa a la tendera Jane Weldon y llevándose de paso a Helen Robbins, una hermosa joven hija de un adinerado ranchero, a la que utilizarán como juguete sexual hasta que papá Robbins les pague todo lo que tiene. Así se las gasta la troupe de Bannion. Pero hete aquí que Jim Hubbard, ayudante y amante de la Weldon, decide hacer justicia e iniciar una cruel venganza a través de las montañas, armado con un rifle de precisión de largo alcance. Una salvajada sin frenos, que abrió una colección ignota (y sin continuación) de bolsilibros españoles de western-erotrash para deleite del fan de Peckimpah o Russ Meyer.

(Publicada originalmente en Microcritic en mayo de 2011)

Walang komento:

Mag-post ng isang Komento