martes, 24 de marzo de 2015

Robotismo (Col. La Conquista del Espacio, nº 293; Clark Carrados, 1973)

En el siglo XXIV, el eminente Doctor Rachid Tsur abandera una doctrina que promulga la robiónica, la incorporación de piezas robóticas en nuestros cuerpos que sustituyan algunos órganos, o que ayuden al hombre a prolongar su vida. En definitiva, que en el XXIV se lleva el… ¡ROBOTISMO! El Robotismo está de moda. La peñita se está pasando al Robotismo. Aunque hay un par de problemas con el Robotismo: por un lado, el carismo. Sólo aquellos que tienen acceso al multimillonismo se pueden permitir la conversión; y por otro, el malrollismo. Rachid resulta ser de un atroz sinvergoncismo, y no sólo convierte al Robotismo al voluntarismo adinerado, sino también al politismo y al poderismo, con total secretismo (¡y mediante hipnotismo!). Aquí es donde entra el factor hotelismo. En un hotel de Titán, una luna de Saturno, es donde se aplica el Robotismo, y el apuesto Justyn Witt, un valiente zoopsicólogo, con ayuda de su amada Evalee y su mascota el lobo Wolfie son los que asumirán el protagonismo, y tratarán de desmontar el entramado del hotelismo, y de todo el Robotismo, al descubrir que tras todo esto hay mucho domeñismo, elitismo y controldelmundismo (siempre pasa lo mismo). “Robotismo” y Clark Carrados son puro molismo.

(Publicada originalmente en Microcritic en octubre de 2010)

No hay comentarios:

Publicar un comentario