martes, 24 de marzo de 2015

Marcaje al hombre (Col. Doble Juego, nº 86; Frank Caudett, 1983)

En el mundo de los bolsilibros bizarros hubo lugar para la ficción futbolística, ese género marginal y grimoso al que apenas se ha prestado atención con acierto más allá de Eduardo Galeano o Nick Hornby (con permiso de Eric Castel y Curro Córner). En la colección Doble Juego hubo al menos un ejemplar dedicado al fútbol, o mejor dicho al “soccer”; esa manía de Bruguera de dar gato por liebre llevó a Frank Caudett (el barcelonés Francisco Caudet) a idear un thriller ambientado en la absurda liga norteamericana de este deporte, lleno de explicaciones sobre su idiosincrasia yanqui y de locuciones balompédicas (el horror) de todo tipo. Contra todo pronóstico, la historia es bastante entretenida: West Stevens, exitoso entrenador del Chelsea, es contratado por un millonario para ponerse al frente de un nuevo equipo creado para hacer sombra al New York Cosmos: los Empire Football York, liderados por los arietes Giorgio Antonutti y el vascuence Chus Novoa. El Empire parece invencible, hasta que dos de sus estrellas reciben una misteriosa llamada amenazante, para que pierdan el choque contra el Manic Montreal. Antonutti rechaza la oferta, marca un golazo y cae fulminado en el campo. Intriga, acción, amor, árbitro comprao y partido regalao.

(Publicada originalmente en Microcritic en enero de 2011)

No hay comentarios:

Publicar un comentario