martes, 24 de marzo de 2015

Alquimia 3000 (Col. La Conquista del Espacio, nº 56; Curtis Garland, 1971)

Vaya por delante que Curtis Garland (Juan Gallardo, que es este señor tan entrañable) es un semidiós, y debería ocupar todos los sillones de la Academia, incluídos números y signos de puntuación, tras toda una vida de dedicación destajista a la literatura inmediata. Pero esta novela, tengo que decir que me ha parecido flojita y se me ha hecho un poco cuesta arriba (sobre todo la segunda mitad). Narra cómo Gaar, el Desterrado, regresa a la Tierra tras 600 años de viaje estelar. Estamos en 3.029, una era post-apocalíptica en la que la Civilización Humana se ha reseteado. Se visten con pieles, manejan espadas, conviven con lagartos gigantes y anteponen su superstición a cualquier otra motivación. Hasta el punto de vivir atemorizados por unas deidades malvadas y la liturgia de monjes, magos y brujos (como ahora, vamos), hasta tienen por costumbre coserse la lengua al nacer. La alquimia y la magia dominan la sociedad, y así existen ciudades completamente de oro, unicornios voladores, mujeres-gato y guerreros con poderes. La épica y la retórica de la narración espesan un poco, y la continua lluvia de seres con nombres como Bruma, Nevlo, Luxura, Grott, Pantya o Ngorr. Espada y brujería post-nucelar, que más que a Camelot 3000 o He-Man, termina por recordar a Mi pequeño Pony.

(Publicada originalmente en Microcritic en mayo de 2010)

No hay comentarios:

Publicar un comentario