jueves, 27 de junio de 2013

"1408" (Mikael Håfström, 2007) / Stephen King - "1408" (2003)

La película "1408" está basada en el cuento corto de Stephen King contenido en "Todo es eventual", y que me leí un rato antes de ver la película. La historia narra la peripecia de un insolente escritor, que se dedica a recorrer lugares supuestamente encantados de los EEUU para redactar sus guías paranormales superventas. Es un tipo rutinario y en realidad escéptico (encarnado estupendamente en la película por John Cusack), que se va a dar de bruces con un lugar en el que realmente sí suceden cosas: una habitación cuyos dígitos suman 13, en la planta 13 de un hotel del centro de Nueva York. Después de una charla ineficazmente disuasoria por parte del gerente del hotel (Morgan Freeman, que físicamente no tiene nada que ver con el personajillo del relato), el escritor se adentra en la habitación encantada, y en poco más de una hora se desata el cadillac de los poltergeists, del que sobrevive a duras penas.

A grandes rasgos, la película es fiel al cuento en cuanto a todo lo que sucede hasta el momento en el que el escritor Mike Enslin entra en la habitación. El lugar, el comportamiento de los personajes, con todas sus virtudes y defectos, la tremenda historia de la 1408. Pero una vez que entramos en la habitación, del hotel, los guionistas cogieron el libro y le prendieron fuego. Probablemente era necesario, porque el desenlace del conjuro en la 1408 dura unas 10 páginas sobre el papel, y aquí sobrepasa la hora; y porque, obviamente son dos lenguajes distintos. Lo que King resuelve en un puñado de sobrecogedores detalles psicológicos e imágenes escabrosas, en la pantalla se convierte en un desiderátum de efectos especiales y episodios paranormales desorbitados uno tras otro. Un carrusel de hollywoodismo palomitero en toda la cara que se hace un poco largo, pero el resultado es entretenido y más que correcto, al menos para el fan de Cusack, doy fe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario