Huwebes, Mayo 30, 2013

Danza macabra (Stephen King, 1981)

Tengo más de cincuenta libros de Stephen King, todos ellos, creo recordar, de segunda mano, baratos, de todas las editoriales y formatos imaginables, que forman una colorida montaña rusa en la estantería más alta y más larga de mi dormitorio. "Danza macabra" no es de esos libros que encuentras en una tienda de segunda mano; ni tampoco en una nueva. Me moría de ganas de leerlo, que no lo había hecho nunca, y finalmente lo saqué de la biblioteca y lo despaché en una semana, a principios de este año, muy feliz y contento, de aquí para allá, disfrutando enormemente de la sabiduría, los consejos y las recomendaciones de tito King sobre cómo pasar miedo, para qué y con quién. Un ensayo imprescindible, maravilloso, escrito por uno de los mayores expertos en la materia. King escribiendo sobre terror es como si Michael Jackson te canta al oído la canción que esclarece el Pop, o Juan Mari Arzak te prepara un bufé libre cuando llevas día y medio sin comer. Cada página encierra una barbaridad de verdades como puños, de mandamientos, y también de namedropping. Humilde, modesto y engañosamente inseguro y explicativo como siempre, repasa cómo el terror ha influído al hombre durante el siglo veinte, cómo nos afecta lo que vemos, el papel de la radio, el cómic pre-code o la infancia en todo esto, las películas esenciales, los maestros literarios, y en definitiva un manual, una obra maestra que no quería dejar de recomendar aunque hace ya meses que lo despaché.

Walang komento:

Mag-post ng isang Komento