jueves, 1 de diciembre de 2011

VVAA - And this is Maxwell Street, vol. 1 (2000)


En 1964, un realizador llamado Mike Shea grabó el documental "And this is free", donde recogía un buen número de actuaciones de blues negro en directo, en plena Calle Maxwell de Chicago. Las grabaciones se descubrieron en 1999, y fueron editadas en formato audio. Es una ocasión única de viajar en el tiempo y, cerrando los ojos, imaginarse que uno está sentado en una mesa sucísima de un infecto tugurio del West Side de la "ciudad del viento", atendiendo a algunas de las más crudas y auténticas ejecuciones de blues rural en sus estertores. El público está todo el rato en pie, dando palmas, enloquecido, en éxtasis (la versión recogida aquí de Peter Gunn es un fiestón como las bodas de Camacho), en la más pura tradición de las misas afroamericanas. El sonido de las grabaciones es bastante mejorable, pero suficientemente intenso para transportarse mentalmente a pie de escenario, o en plena calle, donde fueron recogidas buena parte de las piezas. O si uno no tiene imaginación, echar un vistazo a cualquiera de las grabaciones recuperadas.
No soy ni mucho menos un experto en la materia, y no me sonaban de nada ninguno de los artistas recogidos en este disco (Carey Bell, James Brewer, Arvella Gray, Robert Nighthawk, Big John Wrencher —con un desgarrador Lucille que me ha hecho olvidar las versiones de los Hollies e incluso la original de Litlle Richard Penniman—, Johnny Young, Carrie Robinson y algún que otro bluesmen completamente desconocido, ni siquiera acreditado), pero sí me consta que Maxwell Street es una leyenda de la música callejera, un lugar históricamente ideal para escuchar a los negros dejarse llevar por el blues y el gospel. Este puñado de actuaciones, donde abunda la improvisación y las segundas y terceras tomas, me tiene alucinando estos días, abrazado al iPollas (mi queridísimo reproductor de MP3 portátil de 6 euros). Después de un par de escuchas estuve buscando información, y parece que se considera realmente una de las mejores grabaciones de blues de toda la historia, según algunos críticos. Una joya que me encontré por casualidad. Y lo mejor es que todavía me quedan dos volúmenes más para soñar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario