lunes, 10 de octubre de 2011

El diabólico Espíritu de Hennessy (Lynn Meerchang, 1981)


La acción esta vez se traslada a la América Profunda, al condado de Growberry, donde una buena mañana un vendedor ambulante se encuentra a toda la familia Stone (papá, mamá y sus tres hijos adolescentes) asesinada y despedazada en su granja. La investigación recae sobre el sheriff Tom Sheridan, que aceptará (absurdamente) la ayuda incondicional de una hermosa joven, Cherry Shirrefs, hermana de la difunta Sra. Stone, que será quien finalmente resuelva el misterio. Como bien indica la bella imagen de portada, el asesino que está convirtiendo cruelmente a un puñado de inocentes del condado en carne picada no es otro sino un misterioso caballero oscuro, armado con un hacha, que refulge en la oscuridad y no tiene miramientos con sus víctimas, ya sean bebés, centenares de reses, varones o mujeres. Después de los Stone, vinieron Tauton, y Beltane, luego otro, y otro... El agente Sheridan se siente inútil y frustrado, y a punto está de tirar la toalla, hasta que la Dra. Shirrefs descubre que el asesino está repitiendo las atrocidades del legendario ser de ultratumba Andy Hennessy, que medio siglo antes, y de manera cronológica, masacrara a los antecesores de las mismas víctimas actuales. Todo es bastante absurdo y predecible, pero está entretenida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario