sábado, 4 de junio de 2011

Regreso al futuro (Col. Espacio, nº 36; Law Space, 1959)


Año 2158. Dos valientes astronautas norteamericanos, Jim Carter y Olaf Hamilton, han sido enviados a un viaje de 8 años de duración, hasta los confines de Alfa de Centauro, para descubrir nuevas formas de vida allende nuestra galaxia. Será el viaje tripulado más importante desde que el hombre pisara por primera vez la Luna, allá por mayo de 1965. Pero su expedición sólo es una trampa. Una excusa para comprobar la elasticidad del tiempo fuera de la corteza terrestre. Cuando regresen a la Tierra, habrán transcurrido, para los habitantes de ésta, nada menos que 2.000 años. La gente nace en probetas, viste túnicas raras y es dividida jerárquicamente inspirándose sus líderes en la organización de las hormigas. Al menos, allá en el África Marrón queda un grupito de humanos molientes, libres, de ambos sexos, y en cuya mano está la esperanza del planeta. Law Space (Enrique Sánchez Pascual) construye, en 1959, una historia fantástica de anticipación inspirada en Wells y el eternalismo, que no deja de tener ese regusto españolazo tan majo de la más temprana literatura “de a duro”, omnipresente entre tanto anglicismo cutre y tanta reflexión filosófica. Trepidante, entrañable y cómica a la vez.

(Publicada originalmente en Microcritic en mayo de 2010)

No hay comentarios:

Publicar un comentario